Rubén López: «Quería visibilizar la situación de mi viejo”

2

El hijo de Jorge Julio López pegó el código del trámite digital en la puerta de la casa de 69 y 140 con la frase “acá tendría que vivir un hombre».

En declaraciones a La Mecha por Radio Provincia, manifestó que «todo surgió a raíz de la realización del Censo digital cuando pensé qué hacía con la situación de mi viejo”. Señaló que “no sabía cómo explicarle la situación a la persona que iba a venir a censar, y entonces se me ocurrió escribir la frase: ‘Según la carátula de la causa ¡presunta desaparición forzada! Acá tendría que vivir un hombre’».

Rubén López expresó que a partir de la causa judicial «hay un gris en una cantidad de situaciones similares y que hay que visibilizarlas”. En ese sentido, agregó que “cuando hay elecciones, mi viejo sigue figurando en el padrón normalmente por la ‘presunta’ desaparición’”, mientras que “al lado de los nombres de los desaparecidos en dictadura reza la leyenda ‘Desaparecido’, por lo que se sabe que esa persona no va a ir a votar”. Sin embargo, continuó “por la carátula de la causa de mi viejo no podemos poner que se trata de una desaparición forzada de persona y por eso tenemos problemas hasta con la sucesión de la casa».

Por otra parte, cuestionó el beneficio de prisión domiciliaria que obtuvo el jefe de calle de la Policía de La Plata durante la última dictadura, Julio Garachico, condenado a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad en el marco de la causa ‘Pozo de Arana Dos’. Al respecto, López indicó que «me pareció muy raro que se dicte la domiciliaria en un fallo de prisión perpetua recién dado, antes de que se apele el fallo. Eso indignó y desde lo moral me dolió muchísimo» la actuación del Tribunal Oral Federal 1 de La Plata. En tal sentido, adelantó que en los próximos días se realizará un «escrache en Mar del Plata, en la casa de Garachico, como forma de visibilizar y seguir adelante la lucha».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.