San Fernando defiende el uso de las tierras del Bajo y la Costanera

0
156

Como medida preventiva ante el interés del Gobierno Bonaerense de apropiarse de 16 hectáreas de costa sanfernandina, una nueva ordenanza sostiene la potestad municipal entre Escalada y el Río Luján. Según explicó el Presidente del HCD, Santiago Aparicio, buscan “proteger la Costanera Pública, las marinas y el Parque Náutico”, porque allí los vecinos “invierten, explotan, mantienen y concesionan en su beneficio”.

Al finalizar en el Honorable Concejo Deliberante de San Fernando la penúltima sesión ordinaria del año, el bloque Frente Renovador explicó en conferencia de prensa uno de los puntos salientes tratados en el recinto: la creación de una ordenanza que declara ‘de interés municipal’ las futuras construcciones y considera la ‘reserva de uso’ del Municipio para las tierras entre las calles Escalada, Almirante Brown (límite con Tigre), Uruguay (límite con San Isidro) y la costa del Río Luján.

Mediante este recurso, los concejales no sólo manifiestan la importancia de esta zona, que por sus características hace más de 40 años posibilita a la comunidad el honor de ser la Capital Nacional de la Náutica, sino que también previenen y advierten que el cuerpo legislativo local no cederá en el conflicto entre el Municipio y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires por la posesión de 16 hectáreas frente al río.

“Quisimos informar lo que el bloque Frente Renovador hace con el Municipio para proteger la Costanera Pública, las marinas y el Parque Náutico, que pertenecen al pueblo de San Fernando, que es el que invierte, explota, mantiene y concesiona en su beneficio”, dijo Santiago Aparicio, Presidente del HCD.

La nueva ordenanza permite que la Comuna se reserve la facultad de otorgar cualquier tipo de uso que se solicite en las tierras bajas del distrito, con la finalidad de analizar puntualmente cada proyecto de construcción o modificación que se intente hacer allí y en beneficio de los vecinos de la ciudad.

“Los funcionarios bonaerenses vienen por nuestra costa, no tenemos ninguna duda”, afirmó Aparicio. “Se reunieron en Barlovento, un club moroso con el Municipio (al que le debe 6 millones y medio de pesos; de los cuales corresponden a falta de pago de Canon y morosidad en la tasa de vías navegables) y tiene solamente 208 amarristas, de los cuales 200 no son de San Fernando. Barlovento ya tuvo problemas con la gestión anterior por deber mucho dinero y ahora continúa. Se les terminó la concesión y pretendemos que esas tierras, que son de las mejores de la Provincia, vuelvan al Municipio para que las disfrute el vecino”, agregó.

Dijo luego: “En esa reunión con funcionarios bonaerenses, donde estaba presente el hermano del gobernador (Nicolás Scioli), le prometieron a Barlovento que en un lapso de 20 días le iban a dar una nueva concesión, desconociendo la potestad que tiene el Municipio con el uso y la explotación de cada club que está ubicado sobre las tierras costeras”.

“Lo que ofrecen estos funcionarios es una barbaridad por donde se lo mire. Hicieron una reunión en una institución morosa, con una fuerte deuda, prometiendo algo que hoy no está dentro de sus facultades; el uso, la explotación y las concesiones a los clubes las sigue teniendo el Municipio. No acatan el fallo de la Corte Suprema Provincial que solamente menciona que dos parcelas (la 8 y la 10) son las que tendría que devolver el dominio a la provincia, y el club en cuestión (Barlovento) no se encuentra dentro de estas”, criticó.

“Con esta actitud, queda demostrado que los funcionarios provinciales quieren usar a los clubes como escudo para luego darle la concesión a Marina del Norte que sí está dentro de las parcelas mencionadas. Yo les pido a todos los clubes que no tienen deuda que colaboren con la comunidad sanfernandina, que no se dejen usar ni por el club moroso Barlovento, ni por los funcionarios de la provincia y los intereses económicos que hay detrás de ellos”, agregó Aparicio.

Y completó: “Recordemos que los dueños de Marina del Norte, la cual termina su concesión dentro de 1 año, también son los dueños del emprendimiento Colony Park, que tiene 1200 lotes y cada uno vale unos 300 mil dólares, y que hoy está parado por la justicia por haber destruido parte del Delta de Tigre. Está claro que atrás de todo esto hay un interés económico que va a perjudicar al futuro de la costa de San Fernando”.

A su lado, el Concejal Leandro Ipuche apoyó el reclamo: “Volvemos a encontrarnos con una Provincia intolerante. La Costanera se llena todos los fines de semana con vecinos que disfrutan del río y del sol, parece mentira que en el siglo XXI tengamos que discutir este tipo de cosas por un apetito comercial. La urgencia por resolver el fallo judicial da que pensar”.

Ipuche también se refirió a la reunión que mantuvo Nicolás Scioli, hermano del Gobernador, con representantes de clubes de la zona y en el Club Barlovento: “Nos comentaron que les prometió la renovación de sus concesiones, pero evidentemente desconoce la tradición que tiene el Municipio para gestionar bajo el principio de cercanía. Es imposible que la Provincia pueda manejar desde La Plata los problemas del territorio local, cuando al ir a las escuelas, jardines, comisarías y el hospital encontramos un importante deterioro. No tiene otro sentido más que económico apoderarse de nuestra costanera”.

Por último, Santiago Aparicio contó en qué instancia se encuentra la puja judicial: “Presentamos un recurso de queja a la Suprema Corte de la Nación que los jueces no desestimaron, lo están estudiando, y eso nos da la fuerza para seguir trabajando. Le pedimos a la gente y ONG ambientalistas que nos acompañen, que esto no le va a servir al Intendente de turno, sino que es para las futuras generaciones, a las que tenemos que defender”.

SIN COMENTARIOS