Desde hoy funcionan en la Provincia dos refugios para víctimas de trata

0
196

Están ubicados en Avellaneda y Mercedes y son los primeros de 19 que se crearán en territorio bonaerense, de acuerdo a lo que estipula la Ley de Refugios.

La Provincia puso en marcha desde hoy dos refugios para asistir a víctimas de Trata, luego de la firma de convenios con ONG´s de Mercedes y Avellaneda. Se trata de casas con capacidad de 10 plazas cada una, que estarán destinadas a atender con personal especializado, a personas rescatadas, derivadas por  la Justicia.

Así quedó determinado luego de la firma del convenio que suscribieron el ministro de Justicia, Ricardo Casal, el obispo de Avellaneda, Rubén Frassia con la ONG Tiempo de Crecer, para la apertura de una casa en esa localidad. Con el mismo fin, el Ministerio de Justicia firmó con la ONG Salud Activa la apertura de otro refugio en Mercedes.

Estas dependencias serán administradas por el Ministerio de Justicia de la provincia, junto a organizaciones sociales; y estarán destinados a la asistencia y el acompañamiento de las personas, con el objetivo que puedan reinsertarse socialmente. En breve se firmarán iguales convenios para la apertura de sedes en Mar del Plata y San Martín, hasta completar las 19 que estipula la Ley de Refugios

Casal dijo que “estos refugios que se crean representan un gran avance y ratifican la decisión del gobernador (Daniel) Scioli de luchar contra la Trata de Personas. Con estas sedes, y las que firmaremos en breve, damos cumplimiento a la Ley de Trata y la que crea los refugios para las víctimas”.

Las casas dependerán de la cartera judicial y específicamente de la subsecretaría de Acceso a la Justicia, a cargo de Silvia La Ruffa.

Estos dos primeros refugios tendrán capacidad para 10 personas, y estarán abiertos las 24 horas durante todo el año. Por cuestiones de seguridad, no se conocerán sus domicilios.

En cada una de esas casas, habrá operadores capacitados por el Centro de Protección a la Víctima, dependiente del Ministerio de Justicia. Las ONG recibirán a las personas rescatadas y se encargarán de la administración del lugar. Por su parte el Estado provincial se hará cargo de un pago mensual a la organización y de los honorarios del personal.

De acuerdo al reglamento de dichos ámbitos, las personas podrán estar tres meses, con la posibilidad de extender la estadía tres meses más. En ese período se les dará contención y generarán alternativas para recuperar la autonomía que perdieron mientras estuvieron en situación de trata.

El protocolo establece que el ingreso al refugio es voluntario, y no podrán estar alojadas mujeres sobrevivientes de trata con fines de explotación sexual junto a víctimas de otras variantes de trata, pero sí tendrán la posibilidad, dado el caso, de ser alojadas con sus hijos o hijas.

Quienes decidan optar por el refugio recibirán, por parte del Centro de Protección a la Víctima acompañamiento terapéutico, seguro laboral que otorga el Ministerio de Trabajo de Nación para sobrevivientes de trata y el ingreso al programa ‘Ellas Hacen’ del ministerio de Desarrollo Social para ir generando otra opción de vida.

Además, para ampliar las posibilidades de quienes atraviesan situaciones de esclavitud sexual o laboral, el gobierno bonaerense envió a la Legislatura un proyecto para que empleadores que contraten a quienes hayan sido víctimas de trata, puedan acceder al beneficio de imputar el 50 por ciento de las remuneraciones que perciban esas personas como pago a cuenta del impuesto a los Ingresos Brutos.

SIN COMENTARIOS