Fiebre Chikungunya: el repelente, lo primero que hay que poner en la valija al salir de vacaciones

0
202

Protege contra esa enfermedad pero también contra el dengue, paludismo, fiebre amarilla y encefalitis. Expertos en medicina del viajero insisten también en beber agua y comer alimentos seguros, clave para no arruinarse las vacaciones.

Expertos en medicina del viajero del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires advirtieron que aquellos que viajen a países caribeños, sobre todo a Punta Cana, se protejan contra los mosquitos porque, en este momento, atraviesan un brote de fiebre Chikungunya.

A esta altura del año, el movimiento turístico empieza a acelerarse y Punta Cana, de lo más pintoresco de República Dominicana, suele ser el destino elegido por miles de argentinos. Por eso, recomiendan tener presente que allí se registran miles de casos de esa enfermedad que, si bien no produce alta mortalidad, puede ocasionar problemas reumáticos en las articulaciones de por vida.

También deberán cuidarse de la Chikungunya aquellos que viajen a Brasil, Venezuela, Ecuador y Guyana Francesa porque registran casos de esa enfermedad.

“El repelente y las pastillas termoevaporables deben ser de los primeros elementos a colocar en la valija de viaje”, aconsejó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia. Es que con ellos “nos estamos cuidando de la fiebre Chicungunya, del dengue, la fiebre amarilla, el paludismo y las encefalitis, todas ellas enfermedades cuyo transmisores son diferentes tipos de mosquitos”.

La fiebre amarilla es frecuente en zonas selváticas de Brasil, Perú y Bolivia. También hay riesgo en África Central. India por su parte, exige a los turistas argentinos la vacunación contra este mal por los casos que se registraron en nuestro país en 2009.

Lo ideal es pedir asesoramiento en las empresas turísticas sobre la necesidad o no de vacunarse. “Si se eligen estos destinos, conviene darse la vacuna en Sanidad de Fronteras diez días antes de la partida, para que la inmunización haga el efecto deseado”, explicó el infectólogo Amadeo Esposto, responsable del Centro de Medicina del Viajero del ministerio de Salud de la provincia.

Ese centro, con sede en el hospital San Martín de La Plata, ofrece asesoramiento telefónico y presencial a los turistas. Los interesados pueden llamar al 0221 423-4214 o concurrir a su sede en calle 116 entre 69 y 70. En La Plata, quienes necesiten vacunarse contra la fiebre amarilla, pueden concurrir a la sede de Sanidad de Fronteras ubicada en calle 45 entre 1 y 115.

CÓMO Y CUÁNDO USARLO

“Los mosquitos pican de día, sobre todo al amanecer y al atardecer”, explicó Esposto. Esas serían las horas de mayor cuidado, pero el repelente va a toda hora.

Si vamos a la playa, a la pileta o estamos al aire libre, tenemos que colocarnos, primero, el protector solar y luego el repelente, nunca al revés. Si estamos vestidos (manga larga y pantalones), el repelente debe colocarse en las zonas expuestas pero también sobre la ropa porque, de lo contrario, el mosquito es capaz de picar y atravesar las telas de las prendas.

A la hora de comprar un repelente hay que chequear que en el envase diga que tiene entre un 20 y un 25 por ciento de DEET, el principio activo que ahuyenta a los mosquitos. “La duración del efecto de estos productos es de unas cuatro horas, pero ojo: si nos metemos al mar o a la pileta se pierde por efecto del agua, de modo que es necesario renovarlo ni bien nos secamos”, precisó Esposto.

AGUA Y ALIMENTOS SEGUROS

La costa atlántica, Entre Ríos, Brasil, Europa o el Caribe, no importa cual sea el destino de las vacaciones: en cualquiera de ellos es crucial consumir agua y alimentos seguros.

“Es que el consumo de agua no potable o alimentos contaminados suelen ser motivo de diarreas y deshidratación en todo tipo de viajes”, dijo Esposto.

Por eso recomendó consultar sobre la potabilidad del agua sea cual fuese el lugar elegido y evitar comprar alimentos de dudosa procedencia, sobre todo en puestos ruteros o callejeros, que no cuentan con controles bromatológicos indispensables para garantizar la inocuidad.

Finalmente, las autoridades recordaron que el ébola sigue vigente en varios países del África occidental y que es una enfermedad con un alto porcentaje de mortalidad.  Por eso, insistieron en buscar asesoramiento en caso de viajar a algún país de esa región.

SIN COMENTARIOS