Roban más de un millón de pesos al asaltar banco en planta automotriz de General Pacheco

0
247

Cinco delincuentes robaron más de un millón de pesos al asaltar un banco en una planta automotriz de la localidad  de General Pacheco y escapar en un auto que finalmente abandonaron en el partido de Malvinas Argentinas, informaron fuentes policiales.

El robo fue cometido, entre las 15 y las 15.30, en la sucursal del Banco Santander Río que funciona en la planta de Volkswagen, en la mencionada localidad del partido de Tigre, en la zona norte del conurbano, donde irrumpieron cinco hombres armados y con una maza rompieron el blindex del sector de cajeros automáticos.

Fuentes policiales informaron a Télam que los delincuentes sorprendieron a la tesorera cuando recargaba los cajeros y le sustrajeron al menos seis cartuchos repletos de dinero, por lo que se estima que el botín sería de más de un millón de pesos.

Tras apoderarse de los cartuchos, los ladrones, que actuaron a cara descubierta, huyeron en un Fiat 500 “Cinquecento” color negro y con vidrios polarizados, por lo que comenzaron a ser perseguidos por personal policial, dijeron los informantes.

Según las fuentes, los efectivos encontraron ese auto abandonado en la zona de Pablo Nogués, en Malvinas Argentinas, y establecieron que el mismo había sido robado ayer en jurisdicción de la comisaría 2da. de Escobar.

En tanto, los policías continuaban esta tarde con las diligencias en procura de localizar a los delincuentes.

Por su parte, un empleado de la secretaría de Protección Ciudadana de la Municipalidad de Tigre contó esta tarde a la prensa que él se encontraba en la vereda del predio cuando presenció el momento de la fuga.

El hombre, que se identificó como Miguel, relató que personal de seguridad privada que custodia el ingreso a la planta fue advertido de un hecho sospechoso que se producía en el banco por lo que cerró el portón de la entrada y a los “cinco minutos” apareció el auto de los delincuentes.

“El custodio le hizo señas para que pare, pero (los delincuentes) aceleraron, rompieron el portón y huyeron hacia la Panamericana”, relató el empleado municipal.

Miguel dijo que alcanzó a ver a los dos ocupantes que iban en la parte delantera, uno de los cuales llevaba puesta “una camisa blanca similar a la que usa (el personal de la empresa) Volkswagen”.
“El auto salió tan veloz que no sabíamos que había pasado. Después nos enteramos del robo”, relató.

Añadió que luego supo que un custodio del banco intervino para frustrar el robo, por lo que uno de los asaltantes le aplicó un golpe en la cabeza.
Por último, el hombre aclaró que la planta la playa de estacionamiento es “semipública” y que “entran y salen muchos vehículos”.

SIN COMENTARIOS