Para mejorar la convivencia darán meditación en colegios de San Isidro

0
251

El intendente Gustavo Posse y el médico Daniel López Rosetti explicaron de qué se trata este programa innovador que apunta a mejorar el aprendizaje y disminuir la violencia escolar.

Para disminuir el estrés, la ansiedad y mejorar el aprendizaje en los colegios, San Isidro lanza un programa innovador por el que brindará técnicas de relajación y meditación en escuelas del Municipio.

Conocido internacionalmente como “mindfulness”, se trata de una prueba piloto a cargo del Servicio de Medicina del Estrés -único en salud pública del país- que funciona en el Hospital Central de San Isidro.

“Es una alegría enorme que el prestigioso médico Daniel López Rosetti, fundador del Servicio de Medicina del Estrés, traslade a las escuelas el trabajo que se hace en el Hospital”, expresó el intendente Gustavo Posse.

Además, Posse enfatizó que la meditación es una herramienta fundamental para alcanzar estadíos de paz y prevenir reacciones agresivas.

Rosetti recalcó la importancia de meditar, ya que “es un proceso psicofisiológico con excelentes resultados para la salud, comprobado médicamente por las principales universidades y hospitales del mundo”.

El especialista explicó que la meditación se realiza a través de un ejercicio de inspiración que aumenta la concentración; mejora la memoria; disminuye la ansiedad, el estrés, la depresión y, sobre todo, las reacciones de ira y violencia. “Los chicos aprenden a manejar su parte emocional”, resumió Rosetti.

Meditacion-en-escuelas-B

Antes de empezar, desde el Servicio de Medicina del Estrés, se capacitará a un grupo de docentes y quienes tengan la motivación y aptitud, llevarán adelante este programa bajo supervisión de profesionales.

En el encuentro, Posse felicitó a López Rosetti ya que, días atrás, fue invitado por la entidad educativa del Papa Francisco, “Scholas Occurrentes”, para presentar -vía Internet- esta propuesta de meditación escolar en San Isidro a 400 mil escuelas de distintos países.

El intendente expresó que el proyecto busca trabajar dificultades como la ira o las reacciones violentas de los alumnos. “Esto es una inversión, no un gasto. El objetivo es expandir esta idea desde San Isidro a otras escuelas de la provincia de Buenos Aires”.

SIN COMENTARIOS