“Ida” ganó el Oscar a la mejor película extranjera y relegó a Relatos Salvajes

0
185

El filme polaco del realizador Pawel Pawlikowski se quedó con la estatuilla en la 87ma edición de los premios de la Academia de Hollywood, relegando a la argentina, dirigida por Damián Szifrón.

El filme polaco del realizador Pawel Pawlikowski, se alzó hoy con el Oscar a la Mejor Película Extranjera en la 87ma edición de los premios de la Academia de Hollywood, relegando a la argentina “Relatos salvajes”, de Damián Szifrón.

El triunfo de “Ida”, coproducción entre Polonia, Dinamarca, Francia y Gran Bretaña, hablada en polaco, latín y francés, es un reconocimiento al cine de calidad, más allá de los conceptos industriales.

“Ida” es un filme sencillo y complejo a la vez, el décimo de Pawel Pawlikowski, fotografiado en blanco y negro, que transcurre en Polonia, en 1960, cuando Anna, una joven novicia que está a punto de hacerse monja, descubre un oscuro secreto de familia que data de la terrible época de la ocupación nazi.

Su calidad cinematográfica, es decir narrativa, a través de un guión intenso y riguroso, encuadres de raíz fotográfica que subrayan el dramatismo del relato y actuaciones que transmiten con extrema sensibilidad una historia conmovedora lo convierten en una pieza de altos valores cinematográficos.

Nacido en 1957, en Varsovia, Pawlikowski es un director de cine polaco que ha vivido y trabajado la mayor parte de su vida en el Gran Bretaña, donde obtuvo un amplio reconocimiento por una serie de documentales premiados en la década del 90 y por sus largometrajes “Last Resort” y “My Summer of Love”, los dos ganadores del premio BAFTA.

A finales de la década del 80, Pawlikowski mezcla de lirismo e ironía en documentales que comienzan a darle merecida fama, como ocurrió com “Moscú a Pietushki”, “Viajes de Dostoievski”, “Epopeyas serbias” (1992), y “Zhirinovsky” (1995).

La transición de Pawlikowski a la ficción se produjo en 1998 con “Twockers”, una historia de amor lírico que compartió con Ian Duncan.

En 2001 escribió y dirigió “Último recurso”, que ganó un premio BAFTA, y el premio Michael Powell a la mejor película británica en Edimburgo, entre otros; en 2004 escribió y dirigió “My Summer of Love”, con la que ganó otro BAFTA, y nuevamente el Michael Powell.

En 2006 sufrió la pérdida de su esposa, y recién volvería al cine en 2011, con “Pasión oculta”, con Ethan Hawke y Kristin Scott Thomas.

“Ida”, que de alguna forma marca su regreso a Polonia no obstante la participación de otros paises europeos en la producción, ganó recientemente el Premio a Mejor Película en el Festival de Cine de Londres.

SIN COMENTARIOS