Mujeres 2015: saben, consultan y son más sanas que los hombres

0
226

A diferencia de los varones, las mujeres son más proclives a ir al médico y cuidarse. Y se nota en los resultados de varios sondeos a cargo de la Provincia: tienen menos hipertensión y sobrepeso. En los últimos años aumentaron los controles ginecológicos. No obstante, son más proclives a la automedicación.

La mujer 2015 está más informada sobre temas de salud, se cuida más que el varón y, en consecuencia, está más sana. A esa conclusión arribaron los especialistas del ministerio de Salud de la Provincia al relevar, en diferentes sondeos, que ellas tienen menos hipertensión y obesidad que los hombres y que se incrementó un 42% la cantidad de controles ginecológicos en hospitales de la provincia. ¿El punto en contra?: Se automedican mucho más que ellos, sobre todo con antiinflamatorios y psicofármacos.

La hipertensión, una de las enfermedades más frecuentes del mundo occidental, afecta a 3 de cada 10 argentinos exponiéndolos a infartos, ACV y otros males cardiovasculares. Un relevamiento sobre 5 mil controles que se realizaron este verano en los Paradores Sanitarios de la Provincia mostró que, mientras un 21% de los hombres presentaba valores altos de presión arterial, entre las mujeres, la hipertensión no superaba el 17% del total.

En el mismo sondeo se evaluó el sobrepeso, un mal que crece sin pausa  de la mano del sedentarismo y los malos hábitos alimenticios. Si se toman ambos sexos, el 18,5%  presentó niveles de obesidad y otro 18%, sobrepeso. Pero hay más mujeres en forma que varones. Entre ellos el 21% padecía obesidad contra el 16% en las mujeres. En sobrepeso, los hombres también llevan la delantera: se registró en el 23% de los hombres contra el 14% de las mujeres.

“Hay una realidad ineludible y es que la mujer, a partir de la adolescencia, ingresa en el sistema de salud a través de los controles ginecológicos, se compromete aún más cuando aparece un embarazo y, a esto, se suma el cuidado de la salud de sus hijos, una tarea que, en términos generales, involucra mucho más a las mujeres que a los hombres”, analizó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia.

MÁS PRECAVIDAS

Detrás de las enfermedades cardiovasculares, son los cánceres la segunda causa de muerte. Y el de mamas sigue a la cabeza en cuanto a prevalencia y motivo de fallecimiento.

No obstante, de acuerdo con los datos del Instituto provincial del Cáncer, en los últimos años se registró un aumento notable en la realización de controles ginecológicos, en especial de mamografías. Entre 2005 y 2014 estos estudios se incrementaron en un 42% en el sistema de salud provincial.

Esto se debe, aparentemente, a la mayor difusión y conciencia de que cuanto antes se diagnostica un cáncer, mayores serán las chances de curarlo. Pero también, agregó Collia “a un mejor acceso al sistema público de salud dado por la adquisición de mamógrafos y operativos de atención primaria con mamógrafos móviles en los barrios más necesitados”.

El gobierno de la Provincia adquirió 40 mamógrafos este año para que no haya un distrito sin este equipamiento indispensable para la detección temprana del cáncer mamario. Estos mamógrafos se sumarán a los 90 que ya están funcionando en hospitales públicos.

“La mujer presta atención a las campañas, busca en internet, habla de la salud y consulta”, agregó Alejandra Fontao, directora del Instituto Provincial del Cáncer. Pero además, remarcó, “la decisión política del gobernador Daniel Scioli de invertir para la construcción y el equipamiento de nuevos hospitales públicos, aumentar el recurso humano y apostar a la capacitación permanente de los profesionales mejora el acceso a la salud”.

La especialista, por otra parte, hizo una salvedad: las mujeres en edad fértil se cuidan más que las mayores de 55. Es que, según sus registros, conforme avanza la edad más tarde llegan al diagnóstico de un cáncer.

“Por ejemplo, mientras que en mujeres menores de 25 años se llega a un diagnóstico temprano y oportuno en el 70%  de los casos, a partir de los 55 años ese porcentaje se reduce al 10”, explicó Fontao e instó a las mujeres que ya atravesaron la barrera de los 50 a no descuidar la consulta ginecológica: “Si todo sale bien, solo habrá que ir al médico una vez al año y si no, cuanto antes detectemos un problema de salud más posibilidades tendremos de salir adelante sin secuelas”.

AUTOMEDICADAS

Pese a que son más cuidadosas con su salud, los especialistas en toxicología les “critican” su tendencia a la automedicación, sobre todo con analgésicos, antiinflamatorios y psicofármacos.

De hecho, en el centro de referencia en toxicología del hospital provincial Ludovico de La Plata, donde se reciben más de 2.000 casos de intoxicaciones medicamentosas por año, estiman que de cada 10 automedicados, 7 son mujeres.

“Muchas toman medicamentos por cualquier dolor: una jaqueca, una contractura, un resfrío, todo sin ningún tipo de consulta médica”, cuenta la jefa de toxicología, Ana Girardelli y advierte que “la automedicación no solo es motivo de intoxicaciones sino también de encubrimiento de enfermedades que requieren atención médica: si se las enmascara con fármacos inadecuados se puede llegar tarde al diagnóstico”.

SIN COMENTARIOS