Presentan proyecto para establecer la Asignación Universal por Hijo por ley

0
103

La senadora nacional por La Pampa, María de los Angeles Higonet (PJ), propuso establecer por ley la Asignación Universal por Hijo (AUH) que se puso en vigencia en noviembre de 2009, para beneficiar a los menores de 18 años, cuyos padres sean desocupados o trabajen en el sector informal o perciban un salario inferior al mínimo.

A través de este proyecto de ley, la legisladora propone crear en el ámbito del Régimen Nacional de Asignaciones Familiares instituido por la ley 24.714, un subsistema no contributivo de protección social denominado Asignación Universal por Hijo, en vigencia por el Decreto de Necesidad y Urgencia 1602.

Los destinatarios de la asignación universal son los niños, las niñas y los menores hasta 18 años o sin límite de edad cuando se trate de una persona con discapacidad y el pago se abonará al responsable a cargo del grupo familiar.

En los fundamentos, Higonet dijo que a través de la AUH el gobierno nacional “determinó la ampliación hacia grandes franjas de la población de uno de los beneficios del régimen contributivo de asignaciones familiares, solo vigente previamente para los trabajadores, empleados en relación de dependencia”.

“El Poder Ejecutivo determinó su extensión hacia todos los menores de 18 años, cuyos padres o tutores se encuentren desocupados, sean monotributistas sociales o se desempeñen en la economía informal o en el servicio doméstico, siempre que perciban remuneraciones inferiores al Salario Mínimo Vital y Móvil”, indicó.

Higonet, además, indicó que la AUH al ampliar la cobertura del sistema de seguridad social, implica reconocer las situaciones de exclusión en el mercado laboral y avanzar en un sentido inclusivo. “Esta medida puede considerarse entre las más significativas y progresivas en materia de distribución del ingreso de los últimos años y contribuyó además a reducir los índices de indigencia y pobreza”, añadió.

Por otro lado, el proyecto establece dos requisitos para obtener el beneficio: en el caso de los menores de hasta 4 años, debe acreditarse el cumplimiento de los controles sanitarios y en el caso de aquellos entre 5 y 18 años, debe ser acreditada la asistencia a un establecimiento educativo público.

“Estos requisitos son reforzados por el hecho de que se cobra mensualmente solo el 80% del monto y el 20% restante se retiene para ser abonado una vez al año al principio del ciclo lectivo, contra la presentación de la libreta sanitaria y de asistencia escolar”, dijo Higonet, agregando que el incumplimiento de los requisitos termina con el beneficio.

En tanto, aseguró que las exigencias es “un medio para promover el acceso efectivo de todos los niños y adolescentes a la salud y la educación”, porque el Estado “busca asegurarse que asistan a la escuela, se realicen los controles periódicos de salud y cumplan con el calendario de vacunación obligatoria”.

Higonet, en otro sentido, explicó que ante “el crecimiento económico, la creación y recuperación de puestos de trabajo y una mejor distribución de la riqueza que se observa desde 2003”, aún persiste una masa crítica de menores que son beneficiados por esta medida.

La Asignación Universal por Hijo surgió a partir de una decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el 29 de noviembre del año 2009, y el beneficio es financiado por la Anses.

SIN COMENTARIOS