En medio de fuertes críticas, Katopodis brindó su último discurso en el Concejo Deliberante de San Martín

0
196

En el marco de fuertes críticas opositoras, el Intendente Gabriel Katopodis brindó, ante un puñado de vecinos, su último discurso de Apertura de Sesiones Ordinarias en la sede del Concejo Deliberante de San Martín, una exposición en la cual reseñó algunos logros de su gobierno y pronunció una gran cantidad de promesas electorales, muchas de ellas ya repetidas en otros discursos.

Entre sus anuncios más llamativos, Katopodis, de llamativo semblante sombrío y atribulado, volvió a prometer dos nuevos túneles bajo nivel “para solucionar el tránsito en San Martín”. El dato de color es que, en sus últimos tres discursos, el jefe comunal ya anunció la construcción de siete túneles, aunque ninguno de ellos acabó finalmente por construirse.

En otro segmento, Katopodis se jactó de haber generado en su administración una independencia económica que le permitió prescindir de los aportes de otras jurisdicciones: este punto fue particularmente criticado por los ediles opositores, quienes sostuvieron que “esa falta de gestión antes otros estamentos generó sucesivos impuestazos que le costaron al vecino de San Martín más de un 600 por ciento de aumento”.

En otro sentido, el Intendente señaló otro dato que lo dejó al descubierto, al ventilar que desde hace tres años en San Martín no se entierra más basura: “No es un dato real, es otra mentira del Intendente. Desde hace cinco años no se entierra más basura en el distrito, por iniciativa y gestión del ex Intendente Ricardo Ivoskus”, afirmaron desde Honestidad y Trabajo.

Un tramo aplaudido por el nutrido grupo de militantes de Katopodis fue el anuncio de la construcción de una serie de jardines maternales. Sin embargo, en ningún momento el Intendente se refirió al cierre del Hogar Belgrano, en Ballester, y del Hogar Mitre, en San Martín, dos efectores fundamentales en materia de desarrollo social.

Finalmente, el Intendente hizo mención de un índice sumamente curioso: adujo que el municipio dio respuesta a una creciente demanda social seis veces mayor que la del 2011. Sin embargo, algunos párrafos más adelante volvió a incurrir en una nueva contradicción, al afirmar que “estamos felices de ver cómo todos los sectores de San Martín han mejorado su calidad de vida”, afirmación claramente contrapuesta con el incremento de la demanda social expuesto en primer término.

SIN COMENTARIOS