Acelera el arranque de tu Windows

0
186

¿Sabías que tu ordenador no está aprovechando la máxima potencia disponible para arrancar? Hablamos de ordenadores que incorporen un procesador de varios núcleos y que, por otra parte, utilicen el sistema operativo de escritorio de Microsoft: Windows. Este truco que te explicamos sirve para prácticamente todas las versiones y, de forma sencilla, te ayudará a conseguir que un ordenador arranque más rápido.

En función de la versión de Windows que utilicemos nos encontraremos el ajuste en uno u otro lugar, aunque esta configuración podréis aplicarla en casi todas las versiones de Windows, incluyendo la Technical Preview de Windows 10. Gracias a estas modificaciones que te mostramos, en el próximo arranque podremos comprobar que el rendimiento de nuestro ordenador es mayor, aunque tan solo afecta al arranque. Básicamente, lo que haremos es configurar Windows para que, desde el arranque, emplee todos los recursos disponibles según su hardware.

arranque

Para acelerar el arranque, modificaremos los ajustes por defecto, que en Windows vienen marcados por la utilización de un único núcleo del procesador para el arranque. De esta forma, aunque en los portátiles podríamos experimentar una reducida pérdida de autonomía, podremos comprobar una mayor velocidad de arranque. Para ello, debemos ir aInicio > Ejecutar y escribiremos “msconfig”. A continuación, pulsando Enter, se desplegará una nueva ventana. En esta ventana, iremos hasta la pestaña “Arranque” y abriremos las “Opciones avanzadas…”.

Una vez hayamos abierto el menú de opciones avanzadas correspondientes al arranque de Windows, marcaremos la casilla “Número de procesadores” para configurar este parámetro de forma manual y, en función de nuestro procesador, podremos seleccionar entre 2 y 8 “cores”. Aunque se recomienda seleccionar el valor máximo para optimizar el rendimiento, siempre podemos optar por reducir la carga aplicando un valor más reducido, aunque siempre por encima de 1 (valor por defecto). Por otra parte, también podemos configurar la “Cantidad máxima de memoria”, que determinará la memoria RAM disponible para el arranque del sistema. De igual manera, se recomienda seleccionar el máximo valor para conseguir los mejores resultados.

SIN COMENTARIOS