El Ejecutivo porteño ratificó la boleta única electrónica para las elecciones del 5 de julio

0
84

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ratificó hoy la utilización del sistema de boleta única electrónica para las elecciones generales de la ciudad de Buenos Aires del próximo 5 de julio y, aunque admitió que “seguramente habrá algunos inconvenientes” en la primera experiencia, defendió la herramienta para “agilizar y transparentar” los comicios.

Ayer, unos 300 mil porteños se capacitaron sobre el uso del nuevo sistema en un simulacro que organizó la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, con mil máquinas desplegadas en el 95 por ciento de las escuelas habilitadas para votar.

“En las elecciones de julio debutamos con la boleta única electrónica. Por ser la primera vez, seguramente tendremos algunos inconvenientes, pero apostamos a que con este instrumento los comicios se van a agilizar y transparentar, y vamos a dejar de imprimir papel inútilmente, contaminando el medio ambiente”, dijo Macri en una rueda de prensa que ofreció esta mañana en un hotel céntrico, acompañado por el ganador de las PASO que se celebraron ayer, Horacio Rodríguez Larreta.

Es más, Macri adelantó que -en caso de acceder a la presidencia- impulsará la implementación del mismo sistema a nivel nacional, ya que “el sistema electoral actual es muy obsoleto” y destacó la utilización de la boleta electrónica en otros distritos como Santa Fe, Córdoba y Salta.

En el simulacro de votación que se realizó ayer, la Defensoría del Pueblo capacitó a unos 300 mil porteños que, luego de votar de la forma tradicional, se acercaron a los voluntarios que les explicaron detalladamente el nuevo sistema.

Cada demostración de voto contó en promedio con 4 o 5 votantes interesados en informarse.

“Estamos cumpliendo con un mandato y una responsabilidad legal que se nos asignó a través de la Legislatura y el Tribunal Superior de Justicia de la CABA”, explicó el Defensor del Pueblo, Alejandro Amor.

El sistema de boleta única electrónica (BUE) no es voto electrónico, que implica un sistema informático integrado, sino únicamente una máquina que funciona como impresora, que emite la boleta y no guarda la información.

A partir de hoy, empiezan a correr 40 días hábiles -hasta el 5 de julio- para capacitar a la totalidad del padrón porteño, conformado por unos 2 millones y medio de habitantes.

“El voto es un derecho, y para garantizar que ese derecho se consagre es necesario que el sistema sea conocido por todos. El conocimiento del sistema es fundamental porque la BUE modifica un hábito centenario, incorporado culturalmente por todos. Sin conocimiento no hay legitimidad”, concluyó Amor.

SIN COMENTARIOS