El Papa Francisco dijo que el matrimonio cristiano no es solo una ceremonia y un vestido

0
83

El matrimonio cristiano “no es simplemente una ceremonia en la Iglesia, con flores, vestido, la foto… es un sacramento que ocurre en la iglesia y que también hace la Iglesia, dando comienzo a una nueva comunidad familiar”, dijo el papa Francisco en la audiencia general de los miércoles.

El amor entre los cónyuges, agregó Francisco, tiene una “dignidad impensable, pero en realidad inscrita en el diseño de Dios y con la gracia, e innumerables parejas cristianas, aun con sus límites y pecados, la han realizado”, según reproduce la agencia Ansa.

El amor de un hombre y una mujer encarna “la imagen de la ternura de Dios que se transmite de pareja en pareja y de familia en familia”.

Francisco preguntó, ante una plaza repleta: “Pero ustedes, maridos presentes aquí, ¿comprenden esto? ¿Comprenden qué quiere decir amar a su esposa como Cristo ama a la Iglesia? Esto no son bromas, es serio”.

El Papa dijo que la “analogía” que San Pablo establece entre el amor de Cristo por la Iglesia y el amor que las parejas y cristianos se deben unos a otros es “imperfecta”, tiene un “sentido altísimo y revolucionario, y al mismo tiempo simple y al alcance de cada hombre y mujer que confían en la gracia de Dios”.

Francisco siguió así su catequesis sobre la familia, en preparación del sínodo de obispos de octubre.

“La vocación de amar sin reservas y sin medida está en la base del libre consenso que constituye el matrimonio” y la “Iglesia misma está plenamente involucrada” en este proyecto y “sufre en sus fracasos”.

Luego invitó a interrogarse como “creyentes y como pastores” sobre el hecho de si “aceptamos este vínculo indisoluble de Cristo y de la Iglesia con la historia de la familia humana, si estamos dispuestos a asumir seriamente esta responsabilidad, es decir que todo matrimonio vaya por el camino del amor que Cristo tiene con la Iglesia, es grande esto”.

“La decisión de casarse en el Señor -agregó- es decisión que contiene también una dimensión misionera”. “Corresponsabilidad de la Iglesia” en este diseño significa que “la vida de la Iglesia se enriquece cada vez con la belleza de este amor esponsal, como también se empobrece cada vez que es desfigurada”.

SIN COMENTARIOS