El Municipio entregó una ayuda económica al Colegio Asunción de la Virgen

0
163

La institución educativa -que depende de la Fundación que lleva adelante el Padre Jorge- recibió un subsidio de 13 mil pesos de parte del Municipio de San Fernando para reparar los techos de dos aulas con peligro de derrumbe. “Nosotros necesitamos más gente como ellos que trabajen para el bien de la comunidad”, manifestó Santiago Aparicio, Intendente interino. 

El Municipio de San Fernando, a través de aportes económicos y entrega de materiales y mobiliario, ayuda a instituciones educativas para que solucionen problemas edilicios y se encuentren en mejores condiciones. Hoy por la mañana, el Intendente interino y Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Santiago Aparicio entregó un subsidio de 13 mil pesos al Colegio Asunción de la Virgen -sito en Madero 3231, Virreyes- establecimiento que pertenece a la Fundación creada por el Padre Jorge.

“Estamos dándole una mano a este gran colegio que necesita la ayuda del Estado y colabora con toda la comunidad. En una charla con el Intendente Luis Andreotti y la Secretaria de Educación, Cultura y Contención Social, Alicia Aparicio, el Padre Jorge hizo el pedido y desde el Municipio se comprometieron con la ayuda económica. Este subsidio les va a servir para resolver cuestiones edilicias”, expresó Aparicio

Esta suma será destinada a la reparación del techo de dos aulas que necesitan intervención inmediata para la seguridad y el bienestar de los alumnos.

2 ayuda a colegio

El Padre Jorge -creador de la Fundación que hoy tiene a cargo el colegio- se mostró muy agradecido por la gestión y dijo: “Si tengo que decir algo del Municipio es que le sobran las felicitaciones. El Intendente ha hecho una obra magnífica, hace 50 años que estoy en San Fernando y realmente se ve distinto. Luis es un hombre muy honesto y capaz, que está lleno de Espíritu Santo”.

Por su parte, Oscar Pereyra, representante legal del Colegio Asunción de la Virgen, declaró: “Trabajo con el Padre hace muchos años, y quiero agradecerles a las autoridades municipales por el subsidio. A pesar de ser un colegio privado no nos exceptuaron de la ayuda, porque a esta institución vienen niños de familias carenciadas. Sin ellos no podríamos llevar adelante la obra”.

Aparicio concluyó: “Lo bueno es que estamos trabajando en conjunto. Todo lo que le podamos dar a la Fundación viene bien, porque ellos están en contacto con las familias más humildes, y nosotros necesitamos más gente como ellos que trabajan para el bien de la comunidad”.

SIN COMENTARIOS