Debate legislativo para promover la equidad de género y evitar la discriminación sexista

0
184

El próximo martes 19 se realizará en la Cámara de Diputados de la Provincia la jornada “Las Fiestas Provinciales como espacios de promoción de la equidad de género y difusión de valores culturales, un cambio posible” que tiene por objetivo principal debatir el proyecto de ley presentado por las diputadas María Alejandra Martínez y Viviana Nocito (ambas legisladoras del FpV), que pretende regularizar los mecanismos de selección y premiación en todos los concursos de belleza que se realicen en la Provincia de Buenos Aires.

Dicha actividad, se desarrollará entre las 11 y las 16 horas en la Sala 38 del primer piso del Palacio Legislativo –Av. 53 entre 7 y 8 de la ciudad de La Plata-.

De esta manera, las legisladoras abrirán un espacio de debate y reflexión con diferentes referentes de la comunidad de la Provincia, organizaciones sociales, organismos municipales y representantes legislativos de ambas cámaras que han sido invitados para enriquecer la propuesta legislativa.

También se abordará la adecuación a legislación vigente sobre violencia contra las mujeres y contra toda forma de discriminación y las consideraciones generales sobre posibles obstáculos en su aplicación.

Sobre el proyecto

El proyecto D-3736/14-15: “Estableciendo los mecanismos de selección y premiación en todos los concursos y certámenes que en el marco de festejos y actividades públicas y privadas se lleven a cabo en el territorio de la provincia de Buenos Aires”, fue presentado en diciembre de 2014.

Para las diputadas esta iniciativa intenta modificar la “normalización” de una práctica que vulnera el derecho de las personas, es discriminatoria y sobre todo fortalece las relaciones sexistas en nuestra sociedad.

“Entendemos con claridad la relevancia social, económica y cultural que tienen los festejos que se llevan adelante en la mayoría de los distritos y localidades de nuestra Provincia. En ellos se promociona la cultura, la producción, el trabajo de toda una comunidad y se fortalecen cuestiones identitarias de la misma. Sin embargo, en el marco de estas fiestas, se desarrollan algunas prácticas, acuñadas por la costumbre y poco revisadas, como los concursos de belleza, que han demostrado ser poco respetuosas de los derechos de sus participantes y que además tienen origen en posiciones inequitativas, discriminatorias y violentas para las mujeres y niñas” según sostienen las autoras quienes además entienden que “las violencias sexistas atraviesan múltiples espacios en nuestra sociedad. Es frecuente que percibamos sus formas más obvias y brutales y que ´convivamos´ con aquellas otras, que filtran por los intersticios y no pongamos en cuestión sus efectos sociales y personales. La violencia simbólica es una de las formas, definida recientemente por nuestra legislación nacional, que impacta cotidianamente sobre mujeres, niñas y personas con elecciones sexuales propias, discriminándolas y condenándolas a la exclusión, el sufrimiento y la injusticia por la privación de sus derechos como personas”.

Dentro de ese escenario, se encuentran los llamados “concursos de belleza”  llevados adelante dentro de muchos festejos provinciales, son una expresión cabal de una de las formas de violencia simbólica, que continúan abonando a fortalecer una mirada sexista que impacta sobre las propias personas que son constituidas en objeto de apreciación por su cuerpo, medidas o apariencia personal y exige de ellas la renuncia a su condición de personas independientes, saludables y pensantes.

Para Martínez y Nocito “el Estado, desde todas sus áreas y en particular desde la legislación, debe definir cuáles serán las normas que faciliten la convivencia, mejoren las relaciones sociales y desalienten o impidan que cualquier forma de violencia se desarrolle, por más velada o poco impactante que parezca. Todo cambio es más rápido y perdurable cuando cada comunidad lo incorpora a partir del debate y los aportes de sus integrantes, lo que asegura que la legislación cumpla una de sus principales objetivos: la mejora de la calidad de vida de todos los integrantes de la sociedad”.

SIN COMENTARIOS