El Municipio participó de capacitaciones y simulacros de rescate en islas

0
55

Personal municipal participó nuevamente de una intensa capacitación en el Río Carabelas sobre supervivencia agreste y auxilios, tanto acuáticos como territoriales, que incluyó la intervención de helicópteros del grupo Modena, instructores de la USAL y rescatistas del SAR. Santiago Aparicio presenció el entrenamiento y ponderó: “Es fundamental que el Municipio tenga un equipo preparado para emergencias”.

Por segundo año consecutivo el Municipio de San Fernando facilitó y participó de una jornada de capacitación de profesionales y voluntarios para tareas de rescate y supervivencia agreste en el complejo comunitario ‘Nueva Esperanza’ del Río Carabelas. Autoridades comunales y especialistas de la Universidad del Salvador coordinaron las tareas.

3

Santiago Aparicio, Intendente Interino de San Fernando, presenció el comienzo de los simulacros y compartió su opinión: “Este tipo de intervenciones son muy importantes, ya que tenemos 920km2 de territorio insular. Es fundamental tener un equipo preparado para emergencias como estas. Lo tomamos para que nuestros guarda parques, promotores de salud y voluntarios tengan una mayor experiencia”.

De los operativos formaron parte empleados municipales de Salud en Islas, Medio Ambiente, Defensa Civil y Bomberos, entre otros. Oscar Díaz, Director de la Cátedra de Emergentología de la USAL, amplió: “Realizaron el ejercicio 50 alumnos, que en general son bomberos, médicos, personal de fuerzas de seguridad, y gente común que quieren ser solidarios ante una emergencia. Contamos con la colaboración del Grupo SAR de Rescate de la Policía Metropolitana y más gente calificada”.

Miguel Ledesma, uno de los instructores de la Universidad, brindó detalles de los rescates planteados: “Representamos una situación de dos personas que simulaban estar extraviadas. Fueron encontradas por el personal y se pidió la intervención de un equipo de rescate. Se utilizó una lancha municipal y dos helicópteros: uno configurado para rescate y otro para asistencia sanitaria”.

1

El objetivo de la capacitación fue trabajar interdisciplinariamente con personas que tienen distintas especialidades. Los alumnos pasaron la noche en las instalaciones del Centro Cultural del pueblo Nueva Esperanza para trabajar la supervivencia agreste, otro de los objetivos de la práctica.

Díaz también remarcó la hospitalidad del pueblo: “Nos sorprendemos cada vez que venimos porque si bien es un lugar alejado, tiene todas las comodidades. Nos reciben muy bien, estamos muy a gusto”.

También estuvieron presentes Gabriel Tato, Director de Medio Ambiente y Claudia Regenjo, Directora General de Salud en Islas.

SIN COMENTARIOS