Junio- Mes del cuidado de la fertilidad

0
250

Durante todo junio y por iniciativa de la American Fertility Association (AFA) se celebra el Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad.  La Dra. Patricia Rubinstein, Profesional del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna nos escribe sobre la relación que hay entre el sobrepeso y las dificultades para llegar al embarazo tan deseado.

¿Por qué es más difícil para las mujeres con sobrepeso quedar embarazadas?

Hay mucha evidencia científica que demuestra que, a pesar de ser una mujer joven e incluso con menstruaciones regulares y periódicas, el exceso de peso puede, si no frustrar totalmente tener un embarazo sí demorar el éxito de la fecundación.

Las mujeres con obesidad tienen altos niveles de grasas e inflamación del fluído que rodea a los óvulos y esto puede impactar sobre el desarrollo de dichos óvulos.

Las alteraciones que las grasas pueden producir en el metabolismo de los óvulos pueden causar daños en la formación de las células y por ende, afectar a la supervivencia del embrión.

Asimismo la obesidad central, caracterizada por un exceso de grasa en el abdomen, está comúnmente ligada a una alteración metabólica denominada “resistencia a la insulina” y en las mujeres puede asociarse con un cuadro denominado “poliquistosis ovárica” ó “síndrome de ovarios poliquísticos”.

Este cuadro se caracteriza, entre otras cosas, por anomalías menstruales, falta de ovulación y es la causa más común de infertilidad en mujeres.

La buena noticia es que en cuanto la mujer adelgaza, sus probabilidades de quedar embarazada aumentan.

Lo ideal es que la mujer se embarace estando en un peso saludable ó con el menor sobrepeso posible, ya que el exceso de peso puede acarrear complicaciones.

Justamente las pacientes que cursan su embarazo con obesidad se catalogan como embarazo de alto riesgo, ya que hay mayor incidencia de “diabetes gestacional” y de hipertensión arterial gestacional (preeclampsia; Eclampsia), lo que implica un mayor riesgo para la madre y el bebé.

Las mujeres que se embarazan con sobrepeso deberían ponerse en manos de profesionales, tanto médico como nutricionista, para adaptar su plan alimentario en pos de que el aumento de peso durante el embarazo sea programado, con la finalidad de llegar al momento del parto en las mejores condiciones posibles.

SIN COMENTARIOS