El Gobierno oficializó el aumento del 30% en las asignaciones

0
160

La actualización había sido anunciada esta semana por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de un acto en el que también dio a conocer un proyecto de ley enviado al Congreso para que esos beneficios se incrementen automáticamente dos veces al año.

La medida -que abarca la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Asignación por Embarazo y las Asignaciones Familiares para trabajadores en relación de dependencia- fue publicado en el Boletín Oficial a través del decreto 1141, publicado en el Boletín Oficial con la firma de la primera mandataria, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

De esta forma, la AUH y por Embarazo aumentan de $644 a $837 mensuales.

En tanto, las Asignaciones Familiares suben para las cuatro categorías según los ingresos del trabajador o grupo familiar: para los que ganan hasta $7.500 mensual, se incrementa de $644 a $837; entre ese sueldo y $9.800 sube de $432 a $562; hasta $12.700, de $ 260 a $338, y hasta $15.000, de $132 a 172.

También suben el resto de las Asignaciones Familiares, como por nacimiento, matrimonio, cónyuge, adopción y discapacidad.

En los considerandos del decreto publicado hoy en el Boletín Oficial se destaca “que razones de justicia social hacen que el Estado Nacional implemente políticas para la redistribución de la riqueza, impulsando medidas orientadas a proteger los intereses de la sociedad”.

Asimismo, se subraya “que a raíz de las distintas políticas adoptadas por el Estado Nacional, ha mejorado sustantivamente el desarrollo de la actividad económica y como consecuencia de ello resulta posible fijar medidas a los efectos de mejorar el valor de los montos de las Asignaciones Familiares y Universales, así como para la readecuación de los rangos de remuneraciones a considerar para la liquidación de las mismas, manteniendo los topes mínimos y máximos de ingreso del titular y del grupo familiar para el acceso a las Asignaciones Familiares”.

Finalmente, la disposición resalta “que dicho incremento resulta conveniente a fin de adecuarlo a las mejoras salariales evidenciadas en el mercado laboral evitando la pérdida de las prestaciones por el incremento de los salarios”.

SIN COMENTARIOS