Asaltan al sobrino del Papa cuando salía con su novia de una casa

0
192

Un sobrino de Francisco fue asaltado junto a su novia por al menos tres delincuentes que les robaron dinero y algunos objetos de valor y que, si bien pretendían ingresar a la vivienda a robar, huyeron cuando observaron el paso de un patrullero.

Se trata de Juan Ignacio Bergoglio, sobrino del papa Jorge Bergoglio, quien dijo a la prensa que “fue una desgracia con suerte” y que los delincuentes “les apuntaron con armas en la cabeza”, aunque aclaró que “no fueron violentos ni hubo golpes, ni gritos ni insultos”.

El hecho ocurrió antes de las 22 de anoche en el domicilio de la calle Posta de Pardo al 800, barrio “Villa las Naciones”, cuando Bergoglio salía de la vivienda junto a su novia Marina Muro para ir a cenar y fueron sorprendidos por al menos tres delincuentes que descendieron de un auto.

“Estábamos adentro del auto, distraídos, y de pronto aparecieron estos hombres que nos apuntaron con armas”, dijo esta mañana el sobrino de Francisco, quien agregó que se trató de un hecho “totalmente al voleo”.

Según el relato del hombre, explicó que uno de los delincuentes amenazó a su novia, otro quedó detrás del auto y el tercero le apuntó a él y lo obligó a bajarse del vehículo, un Chevrolet Corsa modelo viejo, y tirarse al piso.

“Me hizo tirar al piso y me revisó los bolsillos en busca de mi billetera, dinero y celular. Yo sólo tenía un paquete de cigarrillos”, agregó Bergoglio.

En ese momento, los delincuentes vieron pasar un patrullero, se asustaron y huyeron. “Gracias a Dios vieron a ese patrullero pasar y vieron esa luz (de las balizas del patrullero), para nosotros fue como la luz que nos salvó”, dijo el sobrino del Papa.

Según el hombre, los delincuentes intentaron ingresar a robar a la casa, pero lograron convencerlos para que no lo hicieran.

“Nos preguntaron quienes estaban adentro de la casa, pero les dijimos que estaban los sobrinos de mi novia y la familia. Les pedimos que no entraran”, aseguró Bergoglio.

Los delincuentes volvieron a subir al auto en el que venían, un Peugeot 308 de color blanco con vidrios polarizados, y huyeron.

En la fuga, un vecino que observó lo que sucedía, disparó un tiro intimidatorio para intentar detener la marcha del auto de los delincuentes, aunque no lo logró.

Un jefe policial que trabaja en la pesquisa aseguró a Télam que ese vecino es un miembro de la Prefectura Naval Argentina, quien se identificó ante los investigadores y entregó su arma reglamentaria y la vaina servida para ser peritada.

En tanto, los pesquisas analizaban esta mañana las cámaras de seguridad municipales, para intentar establecer la dirección de la fuga de los asaltantes.

El hecho es investigado por personal de la Jefatura Distrital de Ituzaingó, quienes trabajan bajo las órdenes de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 Descentralizada de Ituzaingó, a cargo de Gabriela Millán.

SIN COMENTARIOS