La 60 está paralizada y los choferes denuncian un nuevo “lock out”

0
215

Las unidades no salieron hoy pese a la orden judicial de restablecer la frecuencia habitual. “Ayer por la tarde el presidente de Monsa (Marcelo Pasciutto) nos dijo que hoy iba a retomarse el servicio habitual, pero no vino a dialogar”, dijo el delegado Hugo Schvartzman.

El servicio de colectivos de la línea 60 se encontraba esta mañana totalmente paralizado en el marco de un conflicto que ya lleva dos semanas y en el cual los choferes denuncian un “lock out”.

Las unidades no salieron hoy pese a la orden judicial de restablecer la frecuencia habitual.

55941d0db1565_260x173

“Ayer por la tarde el presidente de Monsa (Marcelo Pasciutto) nos dijo que hoy iba a retomarse el servicio habitual, pero no vino a dialogar, se presentó y sólo dijo eso. Esta madrugada, cuando nos presentamos a trabajar, la empresa nos quería obligar a firmar una declaración jurada en la que cada chofer se comprometía a cobrar el boleto”, dijo a Télam el delegado Hugo Schvartzman.

En ese sentido, añadió: “Los choferes se negaron a firmar ese compromiso ya que no tuvimos respuesta por parte de la empresa a los 51 despidos”.

“Por eso decidimos que íbamos a trabajar pero sin cobrar el boleto, entonces la empresa una vez más se negó a darnos las planillas que nos autorizaban a salir”, completó.

Y agregó: “Hoy nos vamos a presentar en la fiscalía para hacer una nueva denuncia por lockout patronal. Nosotros queremos trabajar, es la empresa la que no nos deja hacerlo”.

El delegado gremial aseguró que en estas dos semanas de conflicto la empresa “no se comunicó con los trabajadores y tampoco hubo convocatoria por parte del Ministerio de Trabajo”.

Mientras tanto, los choferes cumplen sus horarios laborales en las tres cabeceras de la empresa en las localidades bonaerenses de Escobar y Tigre y en el barrio porteño de Constitución.

SIN COMENTARIOS