La autopsia reveló que Tiziano Moyano murió ahogado y no había lesiones ni signos de violencia

0
233

La autopsia al cuerpo del niño de 2 años que fue hallado muerto en una pequeña laguna de la localidad bonaerense de José León Suárez determinó que la víctima falleció por asfixia por sumersión, informaron fuentes judiciales.

El cadáver de un niño de 2 años desaparecido ayer en José León Suárez fue encontrado en una pequeña laguna cercana a su casa de esa localidad bonaerense y la autopsia reveló que falleció ahogado y no presentaba lesiones ni otros signos de violencia, por lo que los investigadores creen que se trató de un accidente, informaron fuentes judiciales y policiales.

La víctima fue identificada por la Policía como Tiziano Moyano (2), cuya madre denunció anoche, alrededor de las 20.30, su desaparición en la comisaría de dicha localidad del partido de San Martín, en el noroeste del Conurbano.

Según las fuentes, la mujer declaró que la última vez que había visto a Tiziano fue ayer a las 17.30, cuando éste jugaba con otros niños en una casa vecina del barrio El Libertador de José León Suárez.

“Estaba en el patio, jugando con mis hijas y con mi varoncito de tres años. Mis hijas se cansaron de jugar, se metieron adentro, el hermanito se había hecho caca, lo llevé con la mamá para que lo cambie y el nene chiquito quedó ahí a la vista y desapareció”, contó esta mañana a la vecina dueña de la vivienda donde se encontraba Tiziano.

Consultado de por qué tardaron tanto en hacer la denuncia, Gabriel, un tío de Tiziano dijo que primero creyeron en poder encontrarlo por sus “propios medios”.

“Los vecinos nos ayudaron muchos y después llegó la Policía”, relató el hombre.

Fuentes judiciales explicaron a Télam que anoche se realizó una primera inspección en una pequeña laguna ubicada a unos 50 metros de la casa de Tiziano pero que en esa oportunidad no se hallaron rastros del niño.

Ante esta situación, vecinos del barrio donde vivía el niño cortaron esta madrugada y durante varias horas el tránsito en el camino del Buen Ayre, a la altura de José León Suárez, para exigir que se agilizara la búsqueda del niño.

Esta mañana, los buzos se sumergieron en el espejo de agua, cuya profundidad alcanzaba a poco menos de la cintura de un adulto aunque la visibilidad de superficie era reducida por el verdín y la basura, y cerca de las 10 se toparon con el cadáver de Tiziano en el fondo.

El subjefe de la policía de la provincia de Buenos Aires, Raúl Nievas, afirmó a la prensa momentos después del hallazgo que el cuerpo del niño “no había sido visto ayer por la oscuridad reinante en el lugar y porque estaba cubierto por el agua de esta ciénaga”.

“Desde anoche se puso en marcha el aparato de búsqueda, con personal de bomberos, de Infantería, de Caballería, haciendo rastrillajes, golpeando puerta a puerta, revisando domicilio por domicilio. No se buscó en ese lugar porque primero se hizo la búsqueda por el barrio y, luego, con la luz del día, se pudo rastrillar esta ciénaga”, indicó.

El jefe policial agregó que la zona donde se encontró el cuerpo “es de muy difícil acceso porque el agua está contaminada y oscura”, al tiempo que negó que se haya demorado la búsqueda del chico, como lo denunciaron los vecinos del barrio El Libertador.

En tanto, los primeros médicos que revisaron el cuerpo en el lugar del hallazgo no advirtieron traumatismos ni golpes y ya comenzaron a evaluar la posibilidad de que haya muerto ahogado.

Antes de que se conocieran los resultados de la autopsia, la abuela de Tiziano dijo que para ella “no fue un accidente” porque el niño “no pudo haber llegado hasta ahí (por laguna)” solo.

Sin embargo, el tío Gabriel sostuvo: “Pudo ser un accidente. No creo que haya sido otra cosa (…) Yo no le echo la culpa a nadie. Son cosas que pueden pasar. Un descuido te lleva a esto y lamentablemente nos pasó a nosotros.”

Mientras el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, se reunió con la madre del niño muerto y puso a su disposición un equipo de psicólogos para brindarle contención a ella y su familia, el cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial del Hospital Carrillo de Tres de Febrero, donde dos médicos forenses practicaron la autopsia.

Un vocero judicial precisó a Télam que los peritos determinaron que la causa de la muerte fue “asfixia por sumersión”, es decir, que el niño falleció ahogado, y en ese sentido, hallaron agua en sus pulmones.

Los forenses confirmaron que no presentaba lesiones ni otros signos de violencia en la zona craneana y genital, al igual que marcas en los miembros, indicó la misma fuente.

Además, los pesquisas se entrevistaron con los testigos que residen en el trayecto entre la casa donde jugaba Tiziano y la laguna y ninguno de ellos dijo haber visto algo sospechoso y, por otro lado, establecieron que en el entorno del niño no existen antecedentes ni denuncias por maltratos ni violencia doméstica.

Por ello, la principal hipótesis de la fiscal de la causa, Amalia Belauzarán, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de San Martín, apunta a una muerte por accidente.

Hasta esta noche, el expediente judicial estaba caratulado “averiguación de causales de muerte” a la espera de más peritajes médicos que se llevarán a cabo en la ciudad de La Plata.

SIN COMENTARIOS