Gustavo Alfaro: “Me preparo para vivir el mejor año de mi vida como entrenador”

0
233

Luego de la victoria obtenida en Junín, el entrenador de Tigre dialogó con la prensa y contó cuál fue su propuesta para ganarle a Sarmiento: “Entendíamos que era un partido donde no habría espacios para jugar. La clave era el ordenamiento defensivo, no dejarlo armar en la mitad de la cancha, cortarle el juego sistemáticamente, atacarlo por las bandas, cruzarle la pelota y jugarle con velocidad en las salidas”. 

El director técnico remarcó que más allá de las condiciones de la cancha, Tigre hizo un buen primer tiempo. Y que en el segundo, Sarmiento fue superior sin generar peligro.“Son esa clase de partidos donde el que se equivoca pierde y el que acierta gana”, enfatizó.

Respecto a la necesidad por ganar que tiene el rival, expresó que el encuentro ante el “Matador” pudo haber sido una oportunidad para cortar la sequía que lleva el equipo de Junín: “Hace ocho partidos que Sarmiento no gana, y tenía la obligación implícita de poder hacerlo. Es un equipo que está presupuestado a perder, salvo cuando se enfrenta a rivales como Tigre que tiene más chances de hacerle partido, y además agregó: Nosotros teníamos que estar firmes para trasladarle a ellos las inseguridades, que la desconfianza de la ausencia del resultado te genera”.

Con este triunfo, el conjunto de Victoria cortó una seguidilla de tres empates seguidos. Una racha que no merecían llevar, según Alfaro: “Veníamos de obtener varios empates, en los que en más de uno merecimos el triunfo”.

En esta segunda etapa del año, Tigre competirá en tres certámenes paralelos. El conductor del equipo manifestó que se proyectó de manera especial para este desafío, y también quiere que sus dirigidos lo hagan: “Quiero rescatar y marcarle cosas porque siempre les digo que me preparo para vivir el mejor año de mi vida como entrenador. Y esa misma sensación se la quiero contagiar a los jugadores”.

Por otro lado, criticó la nueva modalidad del fútbol argentino, teniendo en cuenta que los malos resultados de varios equipos recayeron en muchos directores técnicos: “Decían que esto iba a dar tranquilidad a los proyectos de trabajo a largo plazo y ya hay más de once entrenadores que se fueron”, manifestó Alfaro.

Martín Galmarini llegó a la quinta amarilla y no podrá estar en el duelo frente a Quilmes. Sin embargo, pese a una nueva baja, Alfaro ya piensa dónde puede estar la solución:“Cuesta armar el equipo, pero los refuerzos no tienen que venir solamente de los jugadores contratados, sino también de los chicos surgidos de las inferiores. Mientras tenga once que estén decididos y convencidos de lo que tienen hacer en la cancha, no le voy a tener miedo a nadie”, cerró el DT.

www.catigre.com.ar

SIN COMENTARIOS