Francisco: “El mundo tiene que tomar conciencia que la explotación no es un camino”

0
12

El Papa señaló que “el mundo tiene que tomar más conciencia que la explotación de uno con otro no es un camino” al referirse a la situación de los refugiados en Europa que “migran de su país buscando un futuro mejor y tantos mueren en el camino”.

“El mundo tiene que tomar más conciencia que la explotación de uno con otro no es un camino. Todos estamos creados para la amistad social. Todos tenemos responsabilidad sobre todos y ninguno puede decir: – mi responsabilidad llega hasta aquí'”, manifestó el Sumo Pontífice en una videoconferencia televisada por la cadena estadounidense ABC con motivo de su viaje a ese país entre el 22 y el 27 de este mes.

“Hablando en términos futbolísticos, yo te diría que el partido se juega entre amistad social y enemistad social. Y la opción la tiene que hacer cada uno en el corazón”, añadió.

Durante la conversación, difundida hoy por la Santa Sede, Francisco fue preguntado por problemas actuales como la pobreza, el hambre o el éxodo de refugiados e inmigrantes que huyen de sus países de origen “buscando un futuro mejor”.

En esta línea, condenó el hecho de que haya “gente que pasa hambre, que no tiene para crecer, que no tiene para salud, que mueren niños, que no tienen para la educación”.

Y lamentó la situación en la que se encuentran aquellos que “no tienen casa” o que “hoy día, lo estamos viendo, migran de su país buscando un futuro mejor, y mueren, tantos mueren durante el camino”.

Por otro lado, el Papa explicó que el viaje que emprenderá a Estados Unidos es “importante” porque le permitirá acercarse a los ciudadanos del país para conocer su historia y su cultura.

“Para mí es muy importante para encontrarlos a ustedes, a los ciudadanos que tienen su historia, su cultura, sus virtudes, sus alegrías, sus tristezas, sus problemas como toda la gente”.

“Por eso es tan importante este viaje, para hacerme cercano al camino y a la historia de ustedes”, agregó Jorge Bergoglio durante esta charla vía satélite, en la que conectó al mismo tiempo con grupos católicos de Chicago, Los Angeles y Texas.

SIN COMENTARIOS