San Isidro: exitosa campaña de reciclaje electrónico

0
345

El Municipio realizó la II Jornada de Recolección de Residuos Tecnológicos donde se juntaron diversos aparatos que serán reparados y donados a colegios y entidades que los necesiten.

La basura electrónica es, de los residuos sólidos urbanos, la que más creció en las últimas décadas. La razón es simple: el avance tecnológico. Lo que antes era caro y para un público en particular, hoy es barato y de uso cotidiano.

Esta tendencia constituye un peligro ambiental ya que estos residuos, que terminan en basurales o rellenos sanitarios sin una adecuada gestión, contaminan el suelo, las napas de agua, el aire y afectan la salud de las comunidades vecinas.

Recoleccion-residuos-electronicos-C

Para minimizar este impacto, el Municipio de San Isidro llevó a cabo la II Jornada de Reciclado Electrónico donde, en cinco plazas del distrito, se llenaron volquetes con computadoras, televisores, impresoras, entre otros equipos en desuso.

“Esta iniciativa es positiva por donde se la mire. Ayudamos al planeta y convertimos lo viejo en nuevas herramientas para la enseñanza de la informática. Siempre buscamos mejorar el futuro y la calidad de vida de las personas”, manifestó el intendente Gustavo Posse tras participar de la recolección en la Plaza Castiglia.

Se trata de una iniciativa organizada en conjunto entre la Red Juvenil Activa que promueve la Secretaría de Integración Comunitaria, la Fundación Equidad, y la Subsecretaría de Espacio Público. El proyecto nació del programa Los Jóvenes Tienen la Palabra en los que, con el apoyo de la Unión Europea, se fomenta su participación en el diseño de políticas públicas.

Recoleccion-residuos-electronicos-A

La propuesta tiene un triple objetivo: evitar la contaminación ambiental que implican los residuos electrónicos; que los vecinos puedan donar aquellos equipos que ya no utilizan; y por último, junto a los profesionales de la Fundación Equidad, convertir estos elementos en desuso en computadoras nuevas que luego se entregarán a distintas instituciones locales que las necesitan.

“Esta segunda jornada ha sido un éxito al igual que la primera que tuvo como resultado 20 nuevas computadoras que el Municipio distribuyó en distintas asociaciones, Jardines Municipales y Centro de Jubilados”, expresó el consejero escolar Héctor Segura, quien afirmó que seguirán realizando recolecciones todos los meses en distintas plazas.

El impacto de la contaminación de este tipo de basura está en directa relación con la composición química que los aparatos electrónicos poseen: una mezcla compleja de cientos de materiales, muchos de los cuales contienen metales pesados (plomo, mercurio, cadmio, berilio) y químicos peligrosos.

Según Greenpeace, cada argentino desecha tres kilos de basura electrónica por año, lo que significa 120.000 toneladas de basura que termina en rellenos comunes. Y el problema no sólo es la cantidad o el volumen sino que la mayoría de sus partes son contaminantes y tardan entre 10 y 300 años en degradarse. La Fundación Equidad estima que con 7.000 kilogramos de lo que para muchos es sólo “basura electrónica” podrían fabricarse unas 1.000 computadoras recicladas y listas para usar.

Una de las voluntarias que participó de la organización, Sofía Stagno, sumó: “Estamos contentos porque muchos vecinos se acercaron a colaborar. Es muy importante tomar conciencia que no sólo cuidamos al planeta sino que contribuimos en la integración, ya que tanto chicos como adultos mayores tendrán la posibilidad de obtener nuevas computadoras”.

SIN COMENTARIOS