Lanzan un complemento hecho en Argentina para encriptar mensajes desde Gmail

0
230

Los desarrolladores de Qlink.it, la plataforma argentina de uso gratuito que encripta mensajes de forma simple para enviarlos sin que puedan ser leídos por terceros, lanzan un complemento para Gmail que permite cifrar los correos electrónicos.

Los desarrolladores de Qlink.it, la plataforma argentina de uso gratuito que encripta mensajes de forma simple para luego enviarlos sin que puedan ser leídos por terceros, lanzan hoy un complemento para Gmail que permite cifrar los correos electrónicos sin salir de la pantalla del mail, con el fin de acercar esta tecnología de seguridad a la mayor cantidad posible de gente, según explicaron.

“Una de las razones por las que hicimos el plugin (el complemento) es que le da mucha comodidad al usuario porque no tiene que entrar al sitio web a generar el ‘qlink’ para después compartirlo, sino que solamente escribiendo el mail ya está. No tiene que salir de su ámbito de trabajo”, explicó en diálogo con Télam Ricardo Bianchi, uno de los desarrolladores de Qlink.it.

La plataforma nació hace cerca de un año, después del escándalo del espionaje masivo revelado por Edward Snowden y con la iniciativa del físico teórico en investigador del Conicet Ezequiel Álvarez de concebir un mecanismo “topológicamente perfecto” para garantizar comunicaciones privadas.

Tanto en su sitio web (qlink.it) como a través de las aplicaciones para Android e iOS, el sistema ofrece la posibilidad de escribir un texto -y adjuntarle archivos de hasta 1 mega-, encriptarlo con un solo clic y compartir el link obtenido a través de cualquier plataforma (Whastapp, mail, mensaje de texto). Esos mensajes sólo pueden ser leídos una vez: si el receptor no puede abrirlo, es porque fue interceptado en el trayecto.

La idea de lanzar el plugin es “hacer el uso de Qlink.it todavía más fácil: ya no hace falta abrir una pestaña nueva, escribir el mensaje, encriptarlo, copiarlo y pegarlo, sino que sólo hace falta un clic” en Gmail, explicó Álvarez en una entrevista con Télam, y precisó que el complemento puede descargarse de forma gratuita a través del Chrome Web Store.

También “buscamos hacernos masivos. Es eso o nada. Qlink.it tiene el potencial de hacerse masivo”, reforzó Álvarez, quien comparte el emprendimiento junto con Bianchi y otras tres personas a modo de hobby ya que “cada uno tiene” y se juntan “de vez en cuando para desarrollar algunas ideas”.

Los responsables de Qlink.it destacan de su plataforma tanto su simpleza de uso como la velocidad con la que cualquier persona, sin conocimientos técnicos, puede brindar privacidad a sus mensajes.

Otras herramientas, en particular el programa de cifrado PGP, “tiene la gran ventaja de ser más seguro, pero la desventaja de que nadie lo usa porque tiene cierta complejidad para el usuario común. Complejidad de comprensión y también de instalación. Y tiene algo adicional, porque requiere que las dos personas que se van a comunicar intercambien sus claves”, explicó Bianchi.

Qlink.it, en cambio, “tiene un nivel masivo y tiene varias capas de seguridad más que el Whastapp o el mail común, que son atractivas” y “no es para usar todo el tiempo, sino para cuando lo necesitás”.

“Nosotros queremos que la gente común, yo, mi hermano, mi familia, pueda comunicarse en el caso de ser necesario de forma segura con un método sencillo”, completó Bianchi.

Los desarrolladores reconocen que Qlink.it “no es 100 por ciento seguro, (nada lo es)”, pero destacan entre las ventajas de su uso que los interlocutores no deben descargar ningún software, no deben utilizar claves para encriptar y desencriptar los mensajes y ni siquiera deben estar “informados que te van a mandar un mensaje encriptado”.

Además, “las herramientas de seguridad, como Télegram, ProtonMail, etcétera, son de los países ‘alineados’, por llamarlos de alguna manera: Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania… todo muy lindo pero es todo de ellos. Son los que votan lo mismo en la ONU, son los que hacen las críticas sobre sus propias software… este es algo diferente”, analizó Álvarez, y afirmó que su objetivo “es diferente” y está fundado en dar un servicio a la comunidad.

Desde que Qlink.it fue lanzado, en octubre de 2014, su uso quedó estabilizado en unos 5.000 mensajes diarios, afirmaron sus responsables.

“Es muy poca la estadística de uso que tenemos. Sólo sabemos cuándo se mete alguien el IP (la dirección física de la computadora) desde el que se mete, más que eso no podemos saber. Conocemos la cantidad de ‘hits’ que tenemos y de qué país provienen. Nos estabilizamos en 5.000 ‘hits’ por día, un poco más, un poco menos. Principalmente de Argentina, Venezuela, Estados Unidos, España, Italia, Rusia y China”, afirmó Álvarez.

Bianchi, en tanto, reforzó la idea al afirmar que la plataforma ni las aplicaciones requieren que los usuarios se registren: “En Qlink.it los usuarios no se registran, no sabemos quiénes son, no usamos cookies”.

“Creo que no tenemos todavía la plena conciencia de que estamos dejando toda nuestrra vida personal en Internet”, consideró Bianchi, y en el mismo sentido, Álvarez destacó: “En corporaciones estadounidenses estamos dejando todo”.

SIN COMENTARIOS