Seis de cada 10 bonaerenses sufrieron o presenciaron situaciones de discriminación

0
189

Un estudio realizado por el Inadi y cinco universidades nacionales de la provincia de Buenos Aires reveló que seis de cada 10 habitantes del distrito sufrieron o presenciaron situaciones de discriminación, especialmente en los ámbitos laboral y educativo.

En cuanto al tipo de discriminación, se observó que la condición social y el hecho de ser migrante -interno o externo- constituyen los principales motivos de discriminación, indicó el trabajo.

Se trata de un informe estadístico sobre discriminación, xenofobia y racismo realizado sobre la base de 3.600 entrevistas domiciliarias a lo largo de toda la provincia, realizado por el Inadi en conjunto con las universidades de La Plata, Centro, La Matanza, Lomas de Zamora y San Martín.

“Este es el capítulo Buenos Aires de un trabajo estadístico realizado en todo el país en conjunto con 27 universidades nacionales de cada una de las provincias”, señaló el director de Políticas contra la Discriminación del Inadi, Pablo Roma.

El funcionario indicó que en el caso de Buenos Aires “son cinco las universidades que recogieron una muestra de más de 3.000 casos domiciliarios”, una cantidad que le permitió al organismo “estudiar los tipos y ámbitos de discriminación principales, tanto en el conurbano como en el resto de la provincia”.

El hecho de ser migrante “se destaca como una condición importante a la hora que los bonaerenses identifican aquellos que son mas discriminados”, afirmó Roma.

Al considerar la experiencia de discriminación según las distintas franjas etarias, el informe muestra que siete de cada 10 jóvenes de entre 18 y 29 años experimentaron discriminación, mientras que entre los adultos mayores de entre 60 y 74 años, el número descendió a cuatro de cada 10.

Asimismo, el 28 por ciento de los casos se dieron por la condición de migrante de quien la sufre, lo que ubica esta cualidad como la principal causa de discriminación, seguida por nivel socioeconómico, con el 20 por ciento.

En el conurbano bonaerense la discriminación por origen geográfico está aún más marcada ya que alcanza al 35 por ciento del total de los casos, superando en siete puntos a la media provincial y en 11 a la nacional.

El informe indica que los lugares principales de discriminación son el laboral y el Educativo, “donde la problemática de género está claramente marcada en estos espacios en sus aspectos socioeconómicos y estéticos”.

En esta dimensión, el trabajo es el lugar donde más se dan casos de discriminación al superar por dos puntos al ámbito educativo, mientras que a nivel nacional esta relación se presenta invertida.

En todos los ámbitos se experimentan tipos de discriminación relativos a un “racismo estructural” que comprende la discriminación por “ser migrante”, interno o externo, por “color de piel” y por “nivel socioeconómico”, destaca el informe.

En este marco, en el conurbano las mujeres sufren un 67 por ciento de discriminación en el ámbito laboral, un 28 por ciento en la vía pública, un 19 por ciento en el ámbito familiar, un 15 por ciento en el ámbito educativo y un 12 por ciento en instituciones públicas.

En tanto, la discriminación experimentada por el hecho de ser mujer se concentra principalmente en el ámbito laboral: para el conurbano, 67 por ciento; para La Plata y Gran La Plata, 71 por ciento; y para el resto de la provincia esta cifra alcanza el 81 por ciento.

La mitad de la población encuestada entiende que ante la problemática de la discriminación, el Estado debe actuar realizando más campañas de difusión e información, de cara a concientizar y visibilizar su gravedad.

Otra porción importante de las respuestas se inclina hacia la ampliación de instituciones que tomen denuncias, y también otro porcentaje considera la necesidad de que se dicten nuevas leyes que penalicen actos discriminatorios, totalizando así una gran mayoría que ve en el Estado el actor fundamental en la prevención y reparación de los actos discriminatorios.

SIN COMENTARIOS