El Municipio de Tigre multó a Nordelta por la existencia de más de 300 construcciones clandestinas

0
145

Se trata de viviendas y piscinas que figuraban como baldíos. De acuerdo a la investigación realizada por la Secretaría de Ingresos Públicos, Nordelta permitió la realización de las obras sin la autorización del Municipio. La sanción es por 15.693.750 pesos

El Municipio de Tigre aplicó una multa de 15 millones de pesos a Nordelta, bajo la figura de “defraudación fiscal”, a raíz de la existencia de 311 construcciones no registradas en los barrios cerrados “Los Lagos”, “Yacht Club Nordelta” y “Lagos de Golf”. De acuerdo a la investigación realizada por el Municipio, “ninguna de las 311 relevadas tiene incorporados planos municipales y tampoco se ha detectado ningún tipo de presentación y/o pagos de derechos de construcción”. En otras palabras, la comuna detectó la existencia de grandes viviendas y piscinas en inmuebles que figuraban como baldíos.

El operativo se llevó adelante a lo largo del mes de diciembre con múltiples verificadores que relevaron todas aquellas propiedades construidas o en construcción, sin permiso previo del Municipio. La pesquisa fue registrada con fotos y actas pertinentes, a fin de iniciar el proceso legal. A fines de diciembre, el Municipio de Tigre intimó a Nordelta a regularizar la situación de los inmuebles, pero como no hubo respuesta de la entidad la comuna decidió aplicarle una multa de 15.693.750 pesos, una sanción prevista en el artículo 83 de la Ordenanza Fiscal 3494/15.

Dicha norma contempla que “incurrirán en defraudación fiscal y serán pasibles de multas graduables por el Departamento Ejecutivo, los contribuyentes, responsables o terceros, que realicen cualquier hecho, aserción, omisión, simulación ocultación o en general cualquier maniobra con el propósito de producir la evasión total o parcial de las obligaciones fiscales que les incumba a ellos o a otros sujetos”.

Según fuentes de la Secretaría de Ingresos Públicos de Tigre, “los actos realizados por Nordelta como organismo regulador de las construcciones dentro de los barrios mencionados, demuestran el conocimiento expreso al permitir el avance de la obra sin la aprobación del Municipio”. Para la comuna, esta actitud “configura una conducta evasiva y ocultativa del pago de los derechos de construcción y de la correcta valuación de la propiedad involucrada”.
Toda construcción que se realice en el Municipio de Tigre, debe tener previa presentación de planos, tal como lo contempla la Ordenanza de fecha 3 de septiembre de 1918, con el respectivo pago de los derechos de construcción.

La existencia de numerosas construcciones clandestinas localizadas en específicos barrios cerrados que tienen normas de construcción restrictivas denota la manifestación de una voluntad de desacato a normas vigentes que están consolidadas por el tiempo.

Vale decir que, por no haber presentado los planos o información necesaria para la liquidación de los derechos de construcción, el Municipio dejó de percibir la cantidad de $ 7.846.875. Por tal circunstancia se toma la decisión de adoptar como multa la graduación del 200 % del valor del impuesto no ingresado, vale decir 7.846.875 * 2 = $ 15.693.750.

Dicha Resolución se notificó a Nordelta, otorgando el debido derecho de defensa y proceso.

SIN COMENTARIOS