Canotaje: Tripulación argentina terminó sexta en la Copa del Mundo

0
70

Los argentinos Juan Pablo Bergero, Federico Maldonado, Juan Pablo De Gesús y Roberto Sallete lograron el sexto puesto en la final A (del primero al noveno lugar) en prueba K4 1000 metros en la segunda fecha de la Copa del Mundo de canotaje de Racice, República Checa.

 Los palistas argentinos terminaron, con un tiempo de 3m03s762/100m, en la sexta ubicación de la final que fue ganada por la tripulación de Rusia -campeón mundial 2013- con un registro de 2m58s112/100.

“Fue una regata muy dura. Nos costó encontrar el ritmo de competencia y eso nos complicó. Igualmente estamos contentos porque logramos un sexto puesto ante rivales campeones mundiales y olímpicos”, destacó a Télam desde República Checa Bergero, medallista panamericano 2007 (plata en K2 1000 y bronce en K2 500).

Además, el binomio conformado por Daniel Dal Bó y Gonzalo Carreras obtuvo el séptimo lugar en la final A de K2 1000 y la dupla integrada por Ezequiel Di Giacomo y Miguel Correa (finalista en los Juegos Olímpicos 2012) se clasificó a la final A en K2 200 al terminar segunda en su semifinal.

Correa y Rubén Rézola finalizaron quintos en la final de la prueba K2 200 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en la subsede de Eton Dorney.

La dupla argentina tendrá como rivales a las tripulaciones de Suecia, Rusia (oro en los Juegos Olímpicos 2012 y en el mundial 2013), Canadá (2), Gran Bretaña (bronce en Londres 2012 y plata en mundial 2013), Alemania, Francia (cuarto en Londres 2012) y Australia.

Además, el binomio integrado por Juan Pablo Torres y Juan Ignacio Cáceres terminó en el 14.to puesto en k2 1000 al quedar quinto en la final B (del décimo al 18vo lugar, en tanto que la dupla conformada por Alexandra Keresztesi y Sabrina Ameghino concluyó 15.ta en la prueba K2 500 metros al finalizar sexta en su final B.

Argentina participará luego en la Copa del Mundo de Szeged, Hungría, de 23 a 25 de mayo.

En 2013, Daniel Dal Bó logro sendas medallas de bronce en K1 5000 metros en Szeged, Hungría, y Poznan, Polonia.

SIN COMENTARIOS