Intiman a 10 mil contribuyentes que no están inscriptos en Ingresos Brutos

0
131

La Agencia de Recaudación de Buenos Aires comenzó a intimar, en forma personalizada, a cerca de 10 mil ciudadanos que ejercen su actividad sin estar inscriptos como contribuyentes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos. El fisco les reclama más de $112 millones por tributos no declarados.

Los infractores fueron detectados a través del sistema de cruce de información y otras herramientas de análisis fiscal que utiliza Arba, las cuales fueron potenciadas en los últimos meses, luego de una serie de convenios suscriptos con Afip, que posibilitaron integrar las bases de datos de ambos organismos.

El director de la Agencia de Recaudación, Iván Budassi, aseguró que “estas acciones nos permiten avanzar contra quienes incumplen con una obligación básica, como es la de inscribirse como contribuyentes”.

Además, sostuvo que “se trata de gente que ejerce su actividad con una informalidad total y, al evadir impuestos, no sólo afectan al Estado, sino que representan una competencia desleal que perjudica la labor de todos los contribuyentes que están al día”.

De la tarea de notificación participan mil agentes de Arba que cumplen funciones en dependencias del organismo ubicadas en diferentes puntos de la Provincia. Una vez que reciben la intimación, los infractores tienen un plazo de 15 días para regularizar su situación fiscal.

Caso contrario, Arba procederá a inscribirlos de oficio y les reclamará por vía judicial los impuestos impagos que surgen de no haber declarado oportunamente los ingresos de su actividad.

Tanto el operativo de notificación, como el procedimiento previo para detectar irregularidades e inconsistencias, se dan en el marco de una amplia ofensiva iniciada por Arba para incorporar al sistema tributario a quienes prestan servicios o comercializan productos de manera informal.

Budassi destacó que “el pedido del gobernador Daniel Scioli es que la Agencia salga a cazar fuera del zoológico, eso significa traer al mundo de la formalidad, es decir del cumplimiento fiscal y el pago de impuestos, a todos aquellos que de una u otra manera eluden la acción del Estado y consiguen evadir”.

Además de las tareas de análisis fiscal que derivaron en las intimaciones masivas, la Agencia de Recaudación intensificó en la última semana sus acciones de fiscalización presencial en establecimientos comerciales y de servicios.

Producto de esa labor, se detectaron 213 casos de locales que no estaban inscriptos en Ingresos Brutos. Los responsables de todos ellos fueron intimados a regularizar y, en 4 comercios de las ciudades de Lanús y Quilmes, los inspectores de Arba procedieron directamente a la clausura

SIN COMENTARIOS