El municipio analiza estudios hidráulicos del primer barrio cerrado convocado

0
171

En el marco de los Diálogos Hídricos impulsados por la Secretaría de Medio Ambiente, se continúa trabajando en la reducción del riesgo de inundaciones en las zonas circundantes a las urbanizaciones. Además, se anunció que será convocado un nuevo barrio cerrado.

Por un lado, se realizó la segunda reunión técnica entre las autoridades del municipio, asesores y expertos con el equipo de hidrólogos del barrio Pilará que expuso ante el municipio un detallado análisis de los caudales de entrada y salida del predio y sus estudios hidrológicos para analizar las medidas a tomar y las modificaciones que se efectuaron sobre el perfil del terreno, de los hidrogramas en puntos clave del arroyo Carabassa y de sus tributarios y del derrame del sistema hídrico bajo estudio y de los perfiles geomorfológicos. Además, “se presentaron las implicancias que eso tiene sobre el escurrimiento del agua, dentro del funcionamiento hídrico de la microcuenca del arroyo Carabassa, donde está ubicado este barrio”, detalló el Secretario del área, Javier Corcuera.

Todo ello permite identificar posibles áreas de retención temporaria de agua en casos de crecidas importantes, entre otras medidas que podrían ser implementadas.

“El punto de partida es el análisis de la información disponible” –comenta Elena Garbesi, Subsecretaria de Cambio Climático y Consumo Responsable de Pilar–, “lo que nos permite evaluar en conjunto, en base a criterios objetivos, las medidas más viables a ser implementadas en el corto plazo. Cada country debe tener a mano su información hidráulica: caudales de entrada y salida, hidrogramas, perfiles geomorfológicos. Para Pilará, ya tenemos ese diagnóstico”.

Por otro lado, el programa Diálogos Hídricos continúa trabajando con la siguiente convocatoria, que será al country Martindale. “Cada Diálogo Hídrico es distinto, pero todos comienzan generando o reuniendo la información para tener un diagnóstico hidráulico del emprendimiento. Si nuestro interlocutor cuenta con equipos técnicos para esto, se allana el camino. Si no lo tienen, lo tendrán que buscar” asegura Corcuera.

Por otra parte, se están realizando reuniones con representantes de los barrios Carabassa, Villa Comercial, San Jorge, El Manantial, Los Grillos y El Panchito, con el objetivo de involucrar a todos los actores en la búsqueda conjunta de medidas para reducir el impacto de las inundaciones.

“Los referentes de los barrios inundados han tenido una disposición excepcional durante la primera reunión. Es un orgullo saber que contamos con vecinos maduramente comprometidos por trabajar en conjunto, en este problema tan grave. No les prometemos cosas imposibles: no les decimos que nunca más van a sufrir inundaciones. Les hablamos con la verdad. Les mostramos cómo estamos trabajando y todo lo que falta para mitigar inundaciones. Y agradecen esta sinceridad.” comenta Elena Garbesi.

SIN COMENTARIOS