Cuenta regresiva para un mundo libre de polio

0
130

Argentina junto a un centenar de países marcará un hito en la salud pública el próximo viernes 29, cuando en sintonía mundial reemplace la vacuna antipoliomielítica trivalente por una formulación bivalente en camino a la erradicación de la grave enfermedad que causa parálisis infantil, que será la segunda en ser eliminada de la humanidad después de la viruela.

“Gracias a la vacunación, la polio fue disminuyendo en un 99,9 por ciento y solo se registraron nueve casos en Afganistán y Pakistán”, dijo a Télam Carla Vizzotti, directora nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, del ministerio de Salud.

La medida “switch (cambio) Polio” abarcará a 123 países incluida Argentina, donde hay 8.600 vacunatorios que sincronizarán el retiro y destrucción de la Sabin triple oral por incineración en horno pirolítico (por descomposición química de materia orgánica).

“Además de que estamos dando el paso hacia la erradicación de la poliomielitis, es la primera vez que el mundo en forma sincronizada va a retirar la vacuna”, ponderó Vizzotti.

La inmunóloga describió que “hay tres tipos de poliovirus, y desde hace muchas décadas se usan la Sabin trivalente vía oral y la Salk inactivada inyectable, que protegen” de ellos.

“Con la vacunación masiva, los sistemas sanitarios lograron la erradicación del ‘poliovirus salvaje tipo 2’, que no se encuentra desde 1999”, precisó.

Como la Sabin es obtenida a virus vivo atenuado, entra por boca y se elimina por materia fecal cuando no hay enfermedad; entonces “hay que dejar de vacunar vía oral para no liberarlo al ambiente, dando un Sabin derivado a un mundo en el que no hay Sabin tipo 2”, detalló Vizzotti.

A su vez, como se va a retirar de los vacunatorios la Sabin anterior, a todos los chicos hay que darles la Salk trivalente, ya que “no se puede interrumpir la vacunación hasta dar por erradicada definitivamente la Poliomielitis”, enfatizó la inmunóloga.

Así, a los dos, cuatro y seis meses de vida, corresponderán las primeras dosis de Salk trivalente inactivada, “que es muy inmunogénica”, y a partir de entonces continúa la Sabin bivalente que reemplazará a la versión anterior.

En 1955, el epidemiólogo estadounidense Jonas Salk desarrolló la vacuna a virus muerto inyectable; en 1961, el virólogo polaco nacionalizado estadounidense Albert Sabin desarrolló una formulación a virus debilitado vía oral para ser administrada a niños embebida en un terrón de azúcar.

Ambos científicos dispusieron que sus descubrimientos fueran libres de patente, ya que “no se puede patentar el Sol“, según respondió Salk.

En 1956, una grave epidemia de poliomielitis afectó a unas 7.000 personas en Argentina, con una tasa de mortalidad del 10 por ciento.

En septiembre de 2015, expertos internacionales que integran el comité global de certificación de la erradicación de la enfermedad declararon erradicado el poliovirus 2 de la faz de la tierra, y a partir de este hecho histórico todos los países que utilizan Sabin u OPV se propusieron realizar un cambio o switch en el esquema de vacunación contra la poliomielitis.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus estados miembros desataron una campaña sanitaria para eliminar la enfermedad, hacia un mundo libre de polio al 2018.

La poliomielitis es una enfermedad infecciosa viral del sistema nervioso central que produce como secuela una parálisis por lesión de las células nerviosas destruidas.

Vizzotti planteó que “los papás que no vivieron la epidemia de polio tendrán el desafío enorme de lograr una alta tasa de vacunación con el nuevo plan, que es la mejor combinación para proteger a los chicos, pensada desde la OMS y que en Argentina planificamos hace dos años junto a un comité de certificación de erradicación”.

Para lograr el objetivo, el ministerio de Salud adquirió y distribuyó a todo el país las dosis necesarias con la nueva formulación oral que será parte del Calendario Nacional de Vacunación.

En Argentina, el último caso autóctono de poliomielitis fue en 1984, en Orán, Salta; en 1991 fue el último en Perú. La certificación de la eliminación de la enfermedad en la región americana data de 1994.

A partir del viernes 29, será aplicado el esquema de vacunación secuencial con vacuna inactivada contra la polio (IPV o Salk trivalente inyectable) en las primeras dos dosis; para completar con la vacuna oral bivalente (bOPV o Sabin bivalente 1 y 3).

SIN COMENTARIOS