Videollamadas de WhatsApp en iOS y Android: Todo lo que debes saber

0
208

La última vez que Mark Zuckerberg se ha pronunciado en relación con las videollamadas de WhatsApp fue hace apenas unas semanas, en el evento F8 para desarrolladores, y recordando la importancia del vídeo en el futuro de Facebook. Pero Facebook no es sólo la red social más grande del mundo, sino también Instagram, WhatsApp y Facebook Messenger. Y en este concepto tan amplio de ‘la importancia del vídeo’, sabemos ya que entran también las videollamadas de WhatsApp. Pero ¿qué sabemos sobre ellas, y qué necesitamos saber?

En el terreno ceñido al lanzamiento, la fecha de llegada es completamente desconocida. Sabemos que su desarrollo ha avanzado antes en iOS que en Android, y que de parte de sus servidores está prácticamente todo el proceso concluido, además de que la interfaz está preparada para dar a los usuarios los accesos directos a esta función, así como las ventanas gráficas correspondientes a las llamadas como tal. Se prepararon antes para iPhone, pero ya están preparados también estos detalles para Android, según hemos podido ver en capturas de pantalla filtradas, e incluso documentación interna de la propia compañía que comparten con su equipo de traductores en todo el mundo.

El despliegue de las videollamadas para un WhatsApp de 1.000 millones de usuarios

Además de haber dejado claro recientemente que el vídeo es un pilar fundamental en el futuro de Facebook y las aplicaciones bajo su propiedad, anteriormente Mark Zuckerberg dejó conocer en declaraciones públicas que es crucial llegar al máximo número de personas posible. Y hablamos de la aplicación de mensajería instantánea con más usuarios activos, pero claro, con usuarios que utilizan 4G, 3G e incluso 2G. La capacidad de transferencia de las redes sobre las que conectan sus usuarios no es igual para unos y otros, y ya no se trata de intercambiar ligeros paquetes de texto que apenas requieren velocidad de transferencia para una correcta experiencia de uso. La compresión ya fue un buen aliado para las llamadas VoIP, pero los paquetes de vídeo son más pesados, porque además de imagen también llevan asociado audio.

Este es uno de los temas fundamentales. Conseguir que con 2G, 3G y 4G la experiencia de uso sea satisfactoria. La teoría nos dice que sobre redes 2G podemos alcanzar un máximo de 250 Kbps, luego el nivel de compresión de datos marca unas exigencias mucho mayores respecto a los paquetes de texto y de audio, y más aún si tenemos en cuenta la capa de cifrado. Las claves que se comparten entre usuarios para cifrar los paquetes de datos intercambiados suponen mayor peso en las transferencias, luego el reto es aún mayor.

Y hasta ahora, WhatsApp ha demostrado que sus servidores no pueden con todo. La pasada Nochevieja de 2015 vimos cómo el servicio se colapsó durante prácticamente todo un día, desde el 31 de diciembre y ya entrados en el día 1 de enero. Y la cifra de usuarios sigue creciendo. La última referencia que tenemos son los 1.000 millones de usuarios que Mark Zuckerberg dio a conocer durante el pasado mes de febrero. Así que sí, ahora son más.

llamadas

Cuándo y cómo llegarán las videollamadas de WhatsApp

Ya hemos comentado que no hay fecha de lanzamiento, pero se conoce que la versión beta para iOS es la más avanzada en este sentido. Durante los últimos meses la compañía de Mark Zuckerberg, por un motivo u otro, ha dado prioridad a los dispositivos de Apple en el lanzamiento de nuevos desarrollos. Y si echamos la vista atrás recordaremos que las llamadas VoIP llegaron antes a Android y de forma ‘silenciosa’, es decir, sólo con una actualización por parte de los servidores de WhatsApp, y sin necesidad de que los usuarios actualicen la aplicación.

  • Las videollamadas de WhatsApp a punto de ser una realidad

Sabemos que la app de Android ya está preparada. Desde hace algunas semanas, una de las actualizaciones más recientes ya introdujo todas las líneas de código necesarias para eso, sencillamente actualizar los servidores de WhatsApp y permitir que los usuarios tengan acceso a la función. Un movimiento en el que, evidentemente, la intención de la compañía es que la mayor cantidad posible de usuarios cuente con esta novedad, puedan hacer pruebas internas, y sus posibilidades en el lanzamiento sean más amplias. Además, en cuanto se produzca la activación de las videollamadas, en caso de que sea requisito actualizar la aplicación de nuevo millones de usuarios van a ir corriendo a la App Store o Google Play Store a actualizar, lo que genera más peticiones sobre los servidores de WhatsApp e incrementa el riesgo de colapso de su infraestructura. Eso no interesa.

Por lo tanto, si unimos las piezas de lo que sabemos gracias a filtraciones fiables, y lo que conocemos de Facebook respecto a lanzamientos más y menos recientes, todo apunta a que llegarán sin previo aviso y sin actualización de la app. Lo más probable es que lo hagan antes de verano según el ritmo de actualizaciones que hemos visto recientemente en WhatsApp, y en un lanzamiento escalonado. También a Facebook le interesa aquello de que ‘unos usuarios habiliten a otros determinada función’, sencillamente porque la novedad alcanza mayor repercusión, y es también una forma de llamar la atención de nuevos usuarios y aumentar la actividad en la plataforma, aunque sea de forma temporal.

Y como comentábamos anteriormente, otro punto que será clave es la compresión. No se han dado detalles al respecto y no podremos profundizar hasta que lleguen las videollamadas, pero podemos tener por seguro que WhatsApp se plantea destacar en estos términos. Es decir, que aunque tarden varias semanas en conseguir la experiencia de uso óptima –como ocurrió con las videollamadas-, se quiere prestar servicio incluso con mala cobertura, según la velocidad de transferencia de las redes de anteriores generaciones.

 

SIN COMENTARIOS