Convocan a los grupos de riesgo a vacunarse de inmediato y a reforzar cuidados ante el arribo de la ola polar

0
165

En la provincia de Buenos Aires

Comienza la peor época para asmáticos, enfermos cardíacos y de EPOC. Salud pidió que se vacunen y advirtió que se viene el primer pico de infecciones respiratorias. Los especialistas explican los riesgos y detallan las medidas para estar prevenido.

Para el fin de semana y los días sucesivos se espera un anticipo del invierno: el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional indica que las temperaturas mínimas rondarán los 5 grados. Los especialistas recomiendan reforzar los cuidados para evitar la gripe y el resto de las enfermedades respiratorias, sobre todo aquellos que integran grupos de riesgo, como asmáticos, personas con EPOC o enfermedades cardiacas.

El frío, sumado a las jornadas húmedas y destempladas de los últimos días, encendieron el alerta de las autoridades sanitarias de la Provincia, que ya prevén un aumento de las infecciones respiratorias, tanto en chicos como en los llamados “grupos de riesgo”, aquellos que, según dijeron, “ya deberían haberse vacunado contra la gripe y, si no lo hicieron, tienen que concurrir al vacunatorio”.

Son dos las situaciones que hacen del frío el mejor clima para engriparse: al respirar por la boca aire helado, la faringe se inflama. Esta inflamación genera el medio ideal para que los virus y las bacterias, que normalmente se alojan allí, provoquen infecciones que pueden derivar, por ejemplo, en bronquitis o neumonías. El frío hace que cerremos puertas y ventanas y los ambientes cerrados son los más propicios para el contagio.

“Ya vacunamos a más de medio millón de personas”, precisó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia. No obstante, agregó, “esperamos a mucha más gente de grupos de riesgo, como los menores de dos años y las personas que tienen afecciones crónicas como el asma, la EPOC y las enfermedades del corazón”.

El año pasado, cuando se registró más de un 93 por ciento de cobertura en la vacunación contra la gripe, también se observó una reducción de casi el 20 por ciento en la cantidad de casos de neumonías y del 16 por ciento en los bronquiolitis. “Es que en los bebés menores de 2 años, la vacunación antigripal ayuda a reducir el impacto de la bronquiolitis y otras infecciones, que hoy constituyen la cuarta causa de muerte entre el mes y el año de vida”, señaló Collia.

Como la vacuna demora unos diez días en surtir efecto, el ministerio de Salud provincial insistió en no demorar la aplicación para estar cubierto antes de la llegada del invierno.

Los grupos de riesgo que deben vacunarse, recordaron desde el ministerio de Salud de la Provincia, incluyen al personal de salud, las embarazadas en cualquier etapa de la gestación, las madres de bebés menores de 6 meses que no se hayan vacunado en el embarazo, los chicos menores de 2 años, los mayores de 65 años y todas las personas de entre 2 y 64 años que tengan patologías de base, como enfermedades respiratorias, crónicas, renales y cardiovasculares.

EVITAR LAS CRISIS

Los que sufren de asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y problemas cariacos ingresan, con la llegada del frío, en el periodo más crítico del año.

“Las bajas temperaturas activan los síntomas del asma, de modo que los pacientes que no se vacunen quedan mucho más expuestos a sufrir broncoespasmos”, explicó Salvador Pace, médico especializado en problemas respiratorias del hospital provincial Cetrángolo de Vicente López.

Por otra parte, los afectados por EPOC tendrán más riesgo de obstrucción y tos. “La ola polar cambia las secreciones y crea el caldo de cultivo de virus y bacterias, es decir, que aumenta el riesgo de infecciones”, agregó el especialista.

También deben mantener cuidados extremos los cardíacos. “Los pacientes coronarios suelen sufrir dolores de pecho intensos toda vez que se enfrentan a un golpe de frío”, agregó Pace.

Por eso, los expertos insisten en que además de vacunarse contra la gripe y el neumococo y abrigarse muy bien al salir, hay que “aprender” a respirar. “Hay que tratar de respirar por la nariz y no por la boca, porque la nariz caliente el aire, lo humedece y lo filtra”, explicó. En cambio, la respiración por boca al aire libre en días como estos deja entrar al organismo aire frío, sucio y seco.

Finalmente, la dirección provincial de Atención Primaria dijo que no hay que dejar de lado la prevención higiénica: el lavado de manos con agua y jabón varias veces al día, ventilar los ambientes, toser o estornudar en el ángulo del codo, consultar al médico ante síntomas respiratorios y mantenerse aislado y en reposo en caso de enfermar.

TIPS ANTIGRIPALES

– Vacunarse contra la gripe si se integra alguno de los grupos de riesgo
– Lavarse las manos con frecuencia o desinfectarlas con alcohol en gel varias veces al día
– Evitar compartir utensilios que se llevan a la boca como el mate, las tazas o los vasos.
– Taparse la boca al toser o estornudar para evitar la propagación de virus.
– Tratar de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca, sobre todo si se estuvo en lugares públicos.
– Evitar concurrir a lugares con altas concentraciones de personas
– Si se está enfermo, optar por el aislamiento en el domicilio previa consulta médica.

SIN COMENTARIOS