Malena Galmarini le dio la bienvenida a un León en Tigre

0
184

El Hospital Materno Infantil, Dr. Florencio Escardó, pionero en el parto humanizado, se transformó en el escenario en el que León, el hijo de Anabel, nació en muy buen estado de salud después de que su madre atravesara momentos difíciles.

Luego de perder cuatro embarazos y a su sobrina en la maternidad de otro distrito, Anabel Sosa eligió a Tigre para recibir a su hijo León con 3,500 kg y 49,5 cm. Ella y su esposo realizaron una visita por la maternidad junto a la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini, y rememoraron su experiencia, contando por qué eligieron al municipio para que naciera su hijo, cómo fue dar a luz en las salas TPR (Trabajo, Parto y Recuperación) y qué atención recibieron por parte del equipo médico, que las recibió después de perder 4 embarazos en un hospital de otro distrito.

Con el objetivo de brindar una notoria calidad de atención profesional en materia de salud, Tigre trabaja fuertemente a través de su Hospital Materno Infantil “Florencio Escardó” en la atención a embarazadas que lo eligen para dar a luz. Ejemplo de ello son sus salas TPR (Trabajo, Parto y Recuperación) que buscan favorecer lo que se denomina “parto humanizado”. Se trata de cuartos preparados para que el trabajo de parto, el nacimiento de un bebé y la recuperación tengan lugar en un mismo espacio y la madre no deba trasladarse. Además, se encuentran acondicionados con todas las comodidades para que las pacientes ingresen con la persona que ellas decidan para que las acompañe durante el nacimiento de su hijo.

1 leon - bebe nacido en hospital materno

“Desde el primer momento que llegué al Hospital Materno Infantil de Tigre, me sentí contenida. Me contacté con ellos para ver si podía dar a luz allí a mi hijo y no dudaron en abrirme las puertas y recibirme de la mejor forma. Conocieron mi historia y sabían cuánto esperaba a León. Tenía miedo de no poder, pero desde el primer momento me transmitieron mucha tranquilidad. Con estas salas nuevas, pudo entrar mi familia para contenerme y eso fue hermoso. Hay mucha gente que piensa que en los hospitales públicos no te tratan bien y yo no lo sentí así. Perdí 4 embarazos y una sobrina, pero acá desde que ponés un pie, te sentís cuidado y comprendido. No te separan ni un segundo de tu bebé. Es un lugar muy confiable y están pendientes todo el tiempo de ambos. Por eso, estoy muy agradecida y feliz por haber elegido a Tigre para que nazca León, después de buscarlo tanto”, expresó Anabel Sosa.

Por su parte, la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini, destacó: Estamos muy contentos por poder ayudarla a Anabel, pero sobre todo a León. Después de una historia muy larga, con 4 embarazos perdidos y una mala experiencia en la maternidad de otro distrito, nos escribió diciendo que necesitaba confiar en nosotros para poder creer y tener a su bebé. Gestionar un hospital tan grande, con la crisis que está sufriendo la salud pública en toda la Argentina, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, para nosotros es un orgullo. Queremos que nuestros vecinos se sientan cómodos, seguros y tranquilos y tengan la mejor calidad de atención profesional. Algo que no se logra sólo desde la capacidad técnica, sino desde el corazón. Con toda la solidaridad y el compromiso que merecen nuestros vecinos”.

6 leon - bebe nacido en hospital materno

En relación a las innovadoras salas TPR con las que cuenta el Hospital, Lucas Molina, jefe de Obstetricia, explicó: “La modalidad de estas salas se basa en brindar todas las condiciones necesarias para un parto respetado en tiempo natural, como también en los derechos de la paciente. Es un espacio muy amplio que permite la entrada de aquellos que quiera la madre que va a dar a luz. Pueden ser familiares directos o parientes que ella elija para poder presenciar el trabajo de preparto y quedarse durante la recuperación. Además, hay espacios dónde se recibe al bebé inmediatamente, cerca de la camilla de la madre, que son muy cómodas y permiten la posición preferida; y se evita la desvinculación del paciente con el bebé recién nacido, y no se da esta discontinuidad que se presenta en la mayor parte de la atención habitual que uno ve”.

SIN COMENTARIOS