Massa: “Tenemos que aprender a convivir terminando con los prejuicios”

0
111

Lo afirmó tras visitar un hogar de convivencia para menores con vih/sida en Monte Grande, Esteban Echeverría. Asimismo, Massa reflexionó: “Si el Estado no toma un rol activo para construir vida en comunidad, en convivencia y con integración, rompiendo barreras y prejuicios, vamos a seguir cristalizando las situaciones de pobreza o marginalidad”.

El líder del Frente Renovador se acercó a la localidad de Esteban Echeverría para visitar a una veintena de chicos que son asistidos y contenidos por la ONG M.A.N.U. , un hogar pensando en los niños que viven con vih o sida y se encuentran en estado de abandono de persona.

Massa mantuvo un encuentro con la fundadora y directora Silvia Casas en el que hablaron sobre las dificultades que enfrenta el hogar frente a los aumentos de tarifas, la ausencia de contención estatal para los chicos que abandonan la casa y el trabajo aún insuficiente para superar los prejuicios.

Luego, Massa, quien estuvo acompañado por Daniel Arroyo, sostuvo: “Vinimos a escuchar las dificultades y alegrías que significa llevar adelante un hogar de convivencia, mucho más cuando se trata de chicos con vih”.

Como sociedad y país, tenemos que reflexionar mucho, principalmente en el papel del Estado en relación a la situaciones de abrigo”, remarcó el diputado.

Y agregó: “Sentimos alegría por trabajar en un país en el que construyamos, en lugar de integración, convivencia. Tenemos que aprender a convivir terminando con los prejuicios. El objetivo tiene que ser aprender a que aquel que tiene alguna dificultad, se sienta parte de nuestra sociedad”.

Para concluir, Massa remarcó: “Hay casos en que los chicos desde que nacen pasan su vida en un hogar de convivencia, y cuando cumplen 18 el Estado debería prepararlos para salir al mundo, en educación y en el salto al mercado de trabajo y a la vida en sociedad. Si el Estado no toma un rol activo para construir vida en comunidad, en convivencia y con integración, rompiendo barreras y prejuicios, vamos a seguir cristalizando las situaciones de pobreza o marginalidad. El desafío es mejorar nuestra sociedad en materia de convivencia sin prejuicios”.

El nombre “M.A.N.U.” es una sigla que significa “Mucho amor nos une” y remite a la historia de Emanuel un bebé en estado de abandono viviendo con vih/sida que fue adoptado por Silvia Casas, la fundadora de la asociación. La actividad principal de la Asociación es el hogar de niños que funciona en su sede pero al mismo tiempo, desarrolla actividades de prevención del vih/sida brindando Talleres en Escuelas, Profesorados, Clubes, Colonias de vacaciones, Empresas  y en el lugar que la comunidad lo requiera, también  trabaja contra la estigmatización que produce la enfermedad en la sociedad.

En octubre de 2002, M.A.N.U. inauguró su casa para niños viviendo con vih/sida, en la que actualmente viven más de 20 chicos de entre 9 meses a 16 años.

SIN COMENTARIOS