Sujarchuk firmó en la Casa Rosada el histórico acuerdo que sella el traspaso del partido de Escobar a la concesión de AYSA

0
189

En la Casa Rosada, el intendente Ariel Sujarchuk firmó el histórico acuerdo que sella el traspaso del distrito a la concesión de Aguas y Saneamientos Argentinos (AYSA). De esta manera, el municipio de Escobar se convierte en el primer partido en abandonar el deficitario servicio de Aguas Bonaerenses (ABSA) y conseguirá, en los próximos ocho años, la mejora del suministro de agua potable y desagües cloacales tan demandados por los vecinos.

“Cada gestión lleva su tiempo, pero en menos de un año comienza a dar sus frutos. Estamos concretando un cambio que dejará huella en la historia de Escobar. Nuestra gente está feliz porque nosotros veíamos cómo el agua salía por nuestras orillas pero no por nuestras canillas. Y hoy empieza a correr una nueva época. Seremos muy claros en explicarles a los vecinos la trascendencia de la obra que se va a realizar, este enorme caño troncal que sufrimos en nuestras calles pero que desde ahora vamos a disfrutar en nuestras casas. Esto es posible porque hay un proyecto, hay trabajo compartido entre el municipio, AySA y el gobierno nacional”, enfatizó Sujarchuk, quien recordó visiblemente emocionado que en diciembre pasado, cuando asumió en funciones, el municipio ni siquiera integraba la lista de los municipios considerados por AYSA para ser incorporado a su área de influencia.

En la rúbrica del acuerdo el intendente estuvo acompañado por el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, otros funcionarios nacionales y las autoridades de la empresa: el presidente José Luis Inglese y el director general Martín Heinrich. Así, Escobar es el primero de los ocho municipios –los otros son José C. Paz, Moreno, Merlo, Malvinas Argentinas, Florencio Varela, San Miguel y Presidente Perón- que se suman a la nueva zona de concesión del suministro brindado por AYSA. Para estas localidades, la empresa asumió el compromiso de cubrir el 100% de los servicios de agua potable y cloacas en un plazo no mayor a ocho años.

aysa-3

“Que los vecinos tengan acceso a servicios tan básicos como el agua potable y las cloacas nos llena de responsabilidad pero también de orgullo. Pudimos hacer este acuerdo con el intendente Sujarchuk y ya nos estamos poniendo a trabajar. La semana que viene vamos a estar en Escobar para empezar a darle respuestas a los vecinos”, señaló Frigerio.

“Las primeras acciones serán de ordenamiento de las instalaciones, personal capacitado con los medios necesarios para de esa manera poner manos a la obra y que los vecinos vean los primeros efectos. Ya están en proceso las licitaciones para las obras de expansión y de mejoramiento, inclusive para volver a poner en condiciones algo que ya existía como la planta de tratamiento que dejó de funcionar hace varios años”, afirmó Inglese.

En septiembre pasado, AYSA anunció la inversión de $95 millones para la ampliación de la red de agua potable en Ingeniero Maschwitz, así como ejecuta las tareas de reparación de las calles dañadas por la construcción del acueducto. La empresa también implementará en el distrito el programa “Agua + Trabajo”, una iniciativa que promueve la inclusión social, generando fuentes de trabajo, capacitación profesional y, principalmente, atenuando el riesgo sanitario en la población sin acceso a agua potable o desagües cloacales.

“Nos enorgullece que Escobar sea el primer distrito que traspasa la concesión de ABSA a AYSA. Esta obra valorizará la calidad de nuestra tierra, de nuestros vecinos y potenciará la posibilidad de seguir creciendo en el futuro cercano. El ministro Frigerio hizo hincapié en poder otorgar microcréditos para la instalación de las redes de aguas internas en los domicilios porque queremos que el agua llegue a las canillas de los vecinos, sobre todo a los sectores más vulnerables. En ese sentido está trabajando el gobierno nacional a través de AySA para brindar líneas de financiamientos accesibles. No me corresponde a mí como intendente anunciarlo, pero sí agradecerlo”, finalizó Sujarchuk.

Al mismo tiempo que se concretó el traspaso al área de concesión de AYSA, la gestión de Sujarchuk mantiene su demanda judicial contra ABSA, donde el juzgado de ejecución penal de Zárate-Campana determinó que la firma pague $70.000 diarios a la Municipalidad hasta tanto cumpla con las obras de infraestructura necesarias. Una vez acreditado el dinero en las arcas municipales, se utilizará para reparar los espacios públicos dañados por las filtraciones que nunca se arreglaron.

SIN COMENTARIOS