Carrió ratificó su pertenencia a Cambiemos

0
170

La diputada Elisa Carrió volvió hoy a cuestionar al titular de Boca Juniors, Daniel Angelici y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. Dijo que se mantiene “en paz” salvo “que me pregunten” por ellos.

“Todo me pasa, estoy tan buena, salvo que me pregunten por Angelici o por el presidente de la Corte, yo mantengo una paz total”, dijo Carrió en su discurso al cerrar el Congreso Federal de la Coalición Cívica, que coincidió con la celebración de los 15 años de ese partido, continuidad jurídica del ARI.

Carrió pidió en otras ocasiones al Gobierno que corra a Angelici de su presunta influencia en la Justicia Federal, a la vez que denunció por enriquecimiento ilícito al titular de la Corte Suprema.

Frente a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; el senador Federico Pinedo y ministros del Ejecutivo, Carrió ratificó, de todos modos, su apuesta en Cambiemos.

“Tenemos que profundizar el cambio, y es una decisión de todos nosotros”, dijo en la estancia Los Cerrillos, ubicada en las afueras de la localidad santafesina de Villa Constitución, donde la Coalición Cívica realizó su congreso partidario.
La legisladora enfatizó: “Lo que logramos en Cambiemos es que hay una nueva generación” y ve “una renovación”.

En esa línea, agregó que “entre todos juntos vamos a seguir construyendo” esa fuerza y, dirigiéndose a los jóvenes, les dijo que “es la hora de ustedes, hay que hacerse cargo en serio, porque en serio un día no voy a estar”.

Elisa Carrió reivindicó también su rol dentro de la estructura de Cambiemos, donde no pretende disputar el liderazgo de la coalición sino reservarse el sitio de indicar el sendero incorrecto.

Dijo que así como “hay roles de gestión” también los hay de “señalar siempre que el camino del atajo nos lleva a la Argentina vieja” mientras que, subrayó, “el camino recto, aunque sea más difícil y empinado, nos lleva a la República para siempre”.

En igual sentido, afirmó en otro tramo que “hay muchos roles en Cambiemos, el de la gestión y el rol de poder sacar a la luz la mugre para limpiarla”. Así, sostuvo que “no se trata de repavimentar la Argentina cubriendo baches, se trata de cambiar la Argentina poniendo pavimento de transparencia, de derechos, de libertad”.

Única oradora del acto que reunió a dirigentes del PRO y la UCR, Carrió recordó que le ofrecieron un lugar en la Corte Suprema con el presunto fin de quitarla del medio.

Pero, dijo, finalmente “se resolvió en el marco del acuerdo de Cambiemos que Cambiemos iba a sostener, soportar, amar y odiar al mismo tiempo a esta persona que está acá”.

La diputada agregó que con el presidente Macri “me separaban enormes diferencias, sobre todo con su familia”.
Sin embargo, añadió, “hemos tenido reuniones de un sinceramiento personal y político de una profundidad que yo no había tenido nunca en la vida política”.

“Esa sinceridad –planteó- es la que tendría que haber en el seno de Cambiemos. Yo creo que tenemos que decirnos más las cosas, porque en la franqueza y en el ideal está el arte de la política”.

Sin mencionarlo, pareció dirigirse a Macri cuando señaló que “hay que tratar de ser francos, de ser justos, y por sobre todo ser generosos”.

“Porque no va a haber líderes políticos con grandeza y reconocimiento si no muestran generosidad”, completó la diputada porteña, quien lució durante todo su discurso de buen talante.

Tanto, que al final de sus palabras fue a tomarse fotografías con los presentes en los jardines de la estancia, emulando a una quinceañera -edad que cumplió su partido-, y hasta terminó cantando junto a un grupo de mariachis.

SIN COMENTARIOS