Tierra del Fuego producirá medicamentos desde mediados de 2017

0
264

Es la primera etapa de un proyecto que demandará una inversión de 2,5 millones de dólares para la puesta en funcionamiento y certificación de un laboratorio estatal que generará, además, “entre 20 y 30 puestos de trabajo”, confirmaron a Télam fuentes oficiales.

El gobierno provincial anunció que incursionará en la industria farmacéutica y que a mediados de 2017 ya producirá y distribuirá un medicamento de alto costo para consumo interno y para exportación.

Funcionarios fueguinos adelantaron que la iniciativa posee el aval “expreso” del Ministerio de Salud de la Nación y de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), además de contar con el visto bueno de las áreas de Producción que la observan como una forma de “ampliar la matriz productiva” de la provincia y diversificar otras ramas de la industria subsidiada, como la electrónica.

El proyecto es “amplio” y posee “varias etapas”, aunque la primera está basada en la puesta en marcha de un laboratorio que inicialmente “fraccionará, almacenará y distribuirá” un medicamento “de alto costo que no se produce en América Latina” y que luego “comenzará a ser sintetizado en Tierra del Fuego”, detalló a Télam el bioquímico Carlos López, jefe de laboratorio del Hospital Regional Ushuaia y vocero del gobierno en el emprendimiento.

López explicó que para ello ya existen tratativas con una “multinacional farmacéutica” que posee la patente del medicamento y que realizaría la transferencia de tecnología a la provincia para poder producirlo, aunque advirtió que “los nombres de la empresa y del remedio no pueden ser revelados todavía debido a una cláusula de confidencialidad suscripta por el Estado fueguino hasta el momento en que se concrete la operación”, indicó.

El principal cliente de la provincia en la compra del medicamento sería el propio Estado Nacional, que “invierte alrededor de 55 millones de dólares al año para adquirirlo en el exterior y que de esta forma lo conseguiría a un 30 o 40% menos de ese valor”, señaló López.

La gestión de la gobernadora Rosana Bertone (Frente para la Victoria) ya logró que el proyecto de ley para crear la Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (Sapem) “Laboratorio del Fin Mundo”, obtenga dictamen unánime de comisión, con lo que podría sancionarse en la sesión de mañana.

“Sabemos que no es algo de un día para el otro, sino un proyecto a mediano y largo plazo. Primero tenemos que montar las instalaciones y lograr que el laboratorio de almacenamiento y control de calidad cumpla con las certificaciones de la ANMAT.

Con ello ya podríamos recibir el producto, hacer el fraccionamiento de los comprimidos, el empaque secundario y lanzar el producto al mercado”, mencionó López.

También precisó que empresas radicadas en Tierra del Fuego cuentan con la capacidad para fabricar los envases de plástico de los remedios y serán las encargadas de proveerlos al laboratorio.

A su vez, funcionarios del Ministerio de Industria fueguino trabajan para lograr una readecuación normativa que permita, por un lado la inclusión del rubro en los beneficios de la ley de promoción industrial y, por otra parte, los mecanismos que posibiliten la exportación de los productos cuando se alcance esa etapa de desarrollo.

“Lo que buscamos es ajustarnos a la normas nacionales pero también calificar para la “Food and Drug Administration” (FDA) la agencia de drogas y alimentos de Estados Unidos”, anticipó el funcionario fueguino.

Según reseñó, la idea es empezar con el desarrollo de este medicamento en particular pero luego ampliar la producción a otros, e incluso dedicarse a la investigación y desarrollos propios.

“La gobernadora nos encomendó investigar la posible producción de suplementos dietarios basados en el krill, un crustáceo abundante en la zona y rico en aceite y antioxidantes que previenen cardiopatías y cerebropatías. Necesitamos interactuar con otras instituciones en la formación de recurso humano especializado. Es una apuesta fuerte pero vamos a hacerlo”, aseguró el bioquímico vocero del gobierno fueguino en el tema.

Por ahora los objetivos son más elementales: encontrar un predio de entre 1 y 2 hectáreas, montar la planta y equiparla: cerrar el acuerdo con la multinacional y comenzar con el fraccionamiento, almacenamiento y control de calidad.

“Si todo sale bien, antes del próximo invierno podríamos estar distribuyendo los primeros remedios desde Tierra del Fuego”, confió López.

SIN COMENTARIOS