Andreotti dio un nuevo subsidio para seguir la restauración de la Parroquia de Aránzazu

0
234

El Intendente de San Fernando encabezó una nueva entrega económica  para solventar los gastos de restauración del templo más antiguo de la ciudad, obra que se realiza en gran parte con fondos municipales. “La iglesia es parte de la historia, la ciudad nació ahí; tenemos la obligación de conservarla como patrimonio histórico”, expresó el Jefe Comunal.

El Municipio de San Fernando demostró nuevamente su vocación de conservar la arquitectura histórica y los emblemas culturales del distrito, mediante la entrega de un nuevo subsidio a la Parroquia ‘Nuestra Señora de Aránzazu’, una de las máximas instituciones religiosas de la zona norte con más de un siglo de antigüedad.

El Intendente Luis Andreotti entregó 800 mil pesos, en esta oportunidad, para la restauración del templo. De la reunión participaron el Párroco Jorge Luis Lagazio; el Diputado Provincial Juan Andreotti; el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Santiago Aparicio; el Subsecretario de Gobierno, Luis Freitas; y el concejal Augusto Briceño.

1

“Estamos avanzando en la obra que terminará el año que viene”, anunció el Jefe Comunal y manifestó: “La iglesia es parte de la historia, San Fernando nació ahí. Tenemos la obligación de conservarla como patrimonio histórico. Hoy estamos haciendo a nuevo el frente para continuar la obra”.

Luego, Andreotti se refirió a la gran cantidad de trabajos que encara el Municipio para poner en valor edificios históricos. “Renovamos la Quinta El Ombú y el Museo, tratamos de conservar aquello que hicieron nuestros antepasados para que valorar el esfuerzo de las distintas generaciones”.

2

Por su parte, el Jorge Luis Lagazio explicó: “La comunidad tiene que sentirse orgullosa porque hace 210 años que tiene una presencia religiosa que se expresa en la comunidad pero también en un templo que es de 1870 y que tuvo una reforma de 1901 que estamos poniendo en valor. Se recuperaron unos pináculos que no existían, por ejemplo”.

“Me parece bien que la comunidad se sienta orgullosa de su patrimonio y nos hagamos cargo de cuidarlo, y este Municipio ha sostenido su presencia”, opinó Monseñor Lagazio. Cabe recordar que en el año 1988 la Parroquia se declaró monumento municipal y provincial.

“La obra es bella en lo que se ve y sólida en lo que no se ve, como los desagües, humedades y cosas estructurales”, detalló el sacerdote y destacó nuevamente la actitud de la Comuna: “Nos ponemos muy contentos porque la obra se sostuvo todo el tiempo, nunca hubo que pararla por falta de fondos. Por eso quiero agradecer al Municipio y la comunidad de San Fernando”.

SIN COMENTARIOS