Lacunza dijo que más de la mitad de los docentes bonaerenses están dando clases

0
193

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, afirmó que “más de la mitad de los docentes bonaerenses está dando clases en las aulas” y agregó que el paro nacional convocado por la Ctera tuvo en la provincia de Buenos Aires un acatamiento del 42 por ciento.

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, afirmó que “más de la mitad de los docentes bonaerenses está dando clases en las aulas” y agregó que el paro nacional convocado por la Ctera tuvo en la provincia de Buenos Aires un acatamiento del 42 por ciento.

En declaraciones formuladas a radio La Red, el funcionario se refirió a la postura de los gremios docentes de no asistir a la reunión convocada hoy por el Gobierno por considerar que la conciliación obligatoria no está vigente y dijo que “el que tiene vocación de diálogo no se fija tanto en el título de la reunión”.

Sin embargo, analizó que “la conciliación obligatoria es un recurso legal del Estado para proteger a los más vulnerables, que son los alumnos” y explicó que “la conciliación dice que deben haber clases mientras continúa la negociación y creo que hay que respetar las leyes y los fallos aunque no nos gusten”.

“Yo no sé qué más flexible puede ofrecer el Gobierno que esta propuesta que no tiene techo. Si la inflación es 40 por ciento, el aumento también será del 40. Me gustaría escuchar una propuesta de los docentes, pero hace 10 días que no vienen a las reuniones”, cuestionó, y planteó que “es una propuesta razonable”.

Sostuvo que la administración provincial formuló “cinco propuestas y en cada una de ellas tuvimos en cuenta lo que se nos pidió en la anterior: en la última propuesta tratamos de tener en cuenta el reclamo de los gremios, una oferta compensatoria al año 2016”.

“Nuestra sensación es que nada va a alcanzar, porque antes de escuchar nuestra propuesta ya tenían decidido un paro”, agregó.
El ministro negó rotundamente que el gobierno bonaerense haya enviado a la policía a los establecimientos educativos a corroborar si los docentes asisten a dar clases, como circuló ayer en algunos medios, y lo consideró un “disparate”.

“La policía tiene demasiado trabajo en el país y en la provincia como para hacer esta tarea que no es inherente a su quehacer. Debemos dejar de generar barullo. Bastante complicada está la negociación como para adicionarle condimentos”, reflexionó.

Luego, el funcionario respaldó a la gobernadora María Eugenia Vidal, quien ayer les pidió a los dirigentes gremiales que “digan a qué partido político pertenecen” y dijo: “nosotros creemos que el conflicto tiene raíces político-partidarias”.

“Estamos de acuerdo que cada uno haga política partidaria, que haga actos o adhesiones, que vaya al Congreso, pero no en la paritaria docente. No sentimos estar discutiendo salarios o condiciones laborales. Se está colando la política en las aulas. No mencionarlo no cambia la realidad; tenemos que poner las cartas arriba de la mesa para que la discusión sea honesta”, finalizó Lacunza.

SIN COMENTARIOS