Psicosis en las redes sociales por falsas denuncias de secuestros

0
6747

La inseguridad ocupa, desde hace más de una década, los primeros lugares en el ranking de preocupaciones de la ciudadanía. Sin embargo, en el último tiempo, se hicieron usuales los mensajes de falsos secuestros que generan paranoia en la sociedad.

Hace muchos años, que la inseguridad es la mayor preocupación de los argentinos. Pero, en las últimas semanas, en distintas redes sociales se viralizaron mensajes donde se relataban falsos secuestros que provocaron psicosis en la población.

Actualmente, las cadenas falsas en las redes sociales se convirtieron en una constante. Se utiliza la credulidad de los usuarios y de esta manera con unos pocos datos se inventan delitos que producen miedo y malestar en la sociedad.

Algunos de estos casos se produjeron recientemente en la zona norte del Gran Buenos Aires. Donde a través de las redes sociales circularon mensajes contando que en la localidad de San Isidro hubo una serie de intentos de secuestros. Sin embargo, el Municipio constató a través de sus cámaras de seguridad que los dichos eran falsos.

Un ejemplo de estas mentiras en cadena fue con el supuesto intento de secuestro en Villa Adelina. Cuando Una joven aseguraba, que al salir de una verdulería,  la habían intentado subir a un automóvil para secuestrarla. Pero desde una de las cámaras se pudo comprobar que la joven salió en sentido opuesto a la dirección declarada y no se observó al vehiculo mencionado.

También, en las redes sociales, se hizo viral la historia que contó una niña de 12 años que aseguraba que había interceptada por dos sujetos, con la intención de secuestrarla. Finalmente, la propia adolescente confesó que le había mentido a su madre, para no contarle que estuvo charlando con un compañero en una plaza.

La última versión instalada fue en el Instituto Pedro Povena, de la ciudad de Vicente López. Cuando las autoridades debieron difundir un comunicado desmintiendo los supuestos intentos de secuestros divulgados en las redes sociales, y además, aclarar que en ningún momento se realizó una reunión masiva por este tema.

COMUNICADO

Las redes sociales son parte de la vida cotidiana de la gran mayoría de la población mundial. En muchos casos, se utilizan para volver a ver a los parientes lejanos, reencontrarse con viejos amigos, o realizar nuevos contactos profesionales. Pero con esta serie de sucesos,  queda demostrado que se ha puesto en boga una tendencia muy peligrosa: compartir información sin comprobar su veracidad.

Debido, al poder que tienen las redes sociales, una simple foto o alguna información divulgada indebidamente, puede crear un problema en materia de seguridad y paranoia colectiva en la sociedad.

Zona Norte Vision

SIN COMENTARIOS