Bronquiolitis: la Provincia ya entrega medicación y hará seguimiento de los casos graves junto con los municipios

0
238

Plan de Contingencia IRAB 2017

Buscan prevenir y controlar las infecciones respiratorias en los niños y niñas, sobre todo, los menores de dos años. Son la principal causa de consulta al pediatra y de internaciones en invierno. Mantener las vacunas al día, amamantar y consultar rápido ante los primeros signos de dificultad respiratoria es clave para evitar complicaciones y secuelas.

El ministerio de Salud de la Provincia puso en marcha el plan de contingencia contra las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), que constituyen la causa de la mitad de internaciones infantiles durante los meses de invierno. A la entrega de medicación gratuita en hospitales provinciales y centros de salud municipales, se sumará el refuerzo de personal en las guardias y el seguimiento domiciliario de los pacientes en riesgo.

“El objetivo es trabajar de manera conjunta con las regiones sanitarias y los municipios para prevenir y controlar estas enfermedades que, de no tratarse, pueden ser causa internación y hasta de mortalidad, sobre todo, en menores de un año”, sostuvo la ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz.

Con la distribución de un total de 260.000 aerosoles de salbutamol y budesonide, más de 125.000 frascos de gotas de meprednisona y paracetamol se puso en marcha el plan 2017. En tanto, está prevista la entrega de 175.000 aerosoles para el mes de junio.

Ortiz precisó que este grupo de enfermedades, que incluye a las bronquiolitis, bronquitis y neumonías, son la causa del 50% de las internaciones y del 70% de las consultas pediátricas durante los meses de frío.

La implementación del plan es coordinado por la llamada “Sala de Situación de Contingencia IRAB”, compuesta por funcionarios y técnicos de las direcciones de Maternidad e Infancia, Emergencias, Epidemiología, Hospitales y Regiones Sanitarias del ministerio de Salud provincial.

CUÁNDO CONSULTAR

Los especialistas de la coordinación de políticas de salud de Maternidad e Infancia enfatizaron que la consulta al médico ante los primeros signos de dificultad respiratoria no debe demorarse, porque “el retraso en el tratamiento suele agravar rápidamente el cuadro obstructivo y aumenta el riesgo de secuelas en los más pequeños”.

Los síntomas que deben motivar la consulta son la agitación al respirar, el silbido de pecho, la fiebre, el hundimiento de la panza, debajo de las costillas, el rechazo al alimento, además de decaimiento.

EVITAR EL COLECHO

Si a la obstrucción nasal y bronquial que provocan las IRAB se suman la cama compartida con los padres o hermanos (colecho), el humo de tabaco en la casa del bebé y las frazadas pesadas, las posibilidades de que ocurra la temida “muerte inesperada del lactante” aumentan significativamente, advirtieron desde la cartera sanitaria provincial.

Por eso, recomendaron que el bebé duerma en su cuna o moisés en posición boca arriba, ya que al colocarlo boca abajo se favorece la reinhalación del propio aire espirado (dióxido de carbono), y aumenta el sobrecalentamiento corporal. Si se lo acuesta de costado, en tanto, el bebé queda inestable, con riesgo de darse vuelta sin que los papás se den cuenta.

Las otras recomendaciones para los adultos que estén al cuidado de un bebé consisten en que se laven las manos con agua y jabón de manera frecuente, sobre todo al regresar al hogar y antes de entrar en contacto con el niño o niña, también es clave ventilar los ambientes de la casa, procurar su amamantamiento y mantener sus vacunas al día.

SIN COMENTARIOS