Sin Cristina, pero con Máximo, los intendentes “leales” confirman que la ex presidenta será candidata

0
252

Los intendentes leales, si bien no pudieron contar con la anunciada presencia de la ex mandataria en la reunión en el Instituto Patria, tras casi cuatro horas de debate comandado por Máximo Kirchner, volvieron a proclamar que habrá “lista de unidad”.

Los intendentes leales a Cristina Fernández de Kirchner, si bien no pudieron contar con la anunciada presencia de la ex mandataria en la reunión de esta tarde en el Instituto Patria, tras casi cuatro horas de debate comandado por Máximo Kirchner, volvieron a proclamar que habrá “lista de unidad” y que “Cristina será candidata” en las elecciones legislativas de octubre.

“Cristina va a ser candidata yo de eso prácticamente no tengo dudas”, dijo categórico Patricio Mussi, intendente de Berazategui al finalizar el encuentro.

Además de Mussi, del encuentro participaron los intendentes Mario Secco (Ensenada), Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Walter Festa (Moreno), Juan Ustarroz (Mercedes), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Pablo Zurro (Pehuajó). La gran ausencia de la tarde fue la de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, quién hasta el mediodía de hoy había confirmando su presencia.

En tanto, junto con Máximo Kirchner llegaron “El Cuervo” Larroque, la diputada Nacional Mayra Mendoza y, minutos antes, el también diputado Nacional camporista Eduardo “Wado” De Pedro.

Además de Mussi, también Ferraresi aseguró que Cristina será candidata. “Está confirmada la candidatura de Cristina” y “Cristina va a ser la candidata de la unidad”, dijo categórico.

Sin embargo, minutos después, el camporista Wado De Pedro prefirió imponer cautela y puso reparos a la hora de confirmar la candidatura de la ex presidenta. “No sé, no sé, puede ser que sea candidata… pero en realidad todavía no está definido, para eso falta mucho”, dijo De Pedro a Télam, minutos antes de abandonar el lugar.

Así, lo que queda claro es que el operativo clamor que iniciaron hace dos semanas los intendentes de la Tercera Sección, al que luego se sumaron los de la Primera Sección, se mantiene firme como una forma de presión hacia la propia Cristina, a quién reconocen como su “líder y conductora”.

“Esta fue una reunión con intendentes de las muchas que venimos haciendo y que todavía vamos a hacer”, dijo De Pedro tratando de restarle importancia al cónclave. Sin embargo, a diferencia de lo sucedido en otras, en esta también estuvieron, al menos por un rato, el líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella; el ex radical Leopoldo Moreau y el ex diputado nacional, Carlos Raimundi, quienes si bien no son del PJ son algunos de los referentes de los espacios que integran el Frente Para La Victoria.

De ahí que se especulara con que, puertas adentro, estuvieran evaluando algunas cuestiones que hacen a la ingeniería electoral de la conformación de los frentes, cuyo plazo de inscripción vence el miércoles que viene y que estuvieran evaluando alternativas para evitar que finalmente el ex ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pueda competir en las PASO de agosto.

“Si Randazzo sigue jodiendo con tirarse de un décimo piso sin paracaídas, con tres loquitos, mientras que el 97 por ciento del Frente Para la Victoria está unido y reconoce como conductora a Cristina, qué quiere que le diga… que se tire”, sentenció sin anestesia Secco, el intendente de Ensenada.

“Cristina consolida la unidad. La mayoría de los intendentes que conforman este espacio están bajo la misma idea, los mismos lineamientos, bajo la conducción de Cristina. Por su puesto que todos queremos su candidatura, los que pretenden una interna son un sector absolutamente minoritario”, remarcó a su turno Durañona.

“En esta reunión estamos definiendo que vamos a hacer. Tomando una posición común en toda la provincia de Buenos Aires respecto a lo que queremos discutir en estas elecciones, y no llevar a una interna costosísima, para discutir en los 135 municipios bonaerenses quienes son los que van a estar en los primeros segundos o terceros lugares”, remarcó Durañona en un claro mensaje tanto para las filas randazzistas como para los intendentes kirchneristas que venían reclamando tener más juego a la hora de definir la nómina de candidatos.

“Acá lo que tenemos que definir es de que manera colocamos hombres y mujeres que después no duden ante las presiones cuando hay que votar ciertas decisiones que le han hecho mucho mal al pueblo argentino,” remarcó el intendente de Areco tomando como propias las palabras que Cristina dijo hace un par de semanas atrás en una entrevista televisiva.

“Vinimos a charlar y seguir trabajando por la unidad con Cristina a la cabeza. Ojalá Cristina sea candidata, trabajamos para eso. A Randazzo le decimos que se una, que el enemigo es Mauricio Macri y todas las medidas económicas que el representan. ojalá haya una unidad antes de las PASO y si llega a haber PASO, que haya unidad después”, sostuvo Festa tratando de mantener un tono más cordial a la hora de dar señales de unidad.

“Candidata o no candidata, Cristina es la líder nacional de cualquier movimiento popular que se opone a este gobierno nefasto del neoliberalismo de Macri y Vidal”, sentenció el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, quién se retiró minutos antes de que se diera por terminado el encuentro.

SIN COMENTARIOS