Gisela Zamora, junto al grupo TGD Padres TEA Tigre

0
122

La directora del IMASN mantuvo un encuentro con la agrupación que nuclea a madres y padres de hijos con autismo TGD-TEA. Zamora fue nombrada madrina del espacio y se comprometió trabajar por la inclusión social de los vecinos con este trastorno.

La directora ejecutiva del Instituto Municipal de Alimentación Saludable y Nutrición (IMASN), Gisela Zamora, se reunió con representantes del grupo TGD Padres TEA Tigre, agrupación que nuclea a madres y padres de personas diagnosticadas con Trastorno General del Desarrollo o Trastorno del Espectro Autista. Durante el encuentro, fue nombrada madrina del espacio y se comprometió a trabajar por la inclusión social de los vecinos con este trastorno.

“Es muy importante apoyar y acompañar a nuestros vecinos, para visibilizar y concientizar sobre este trastorno. El primer paso es informarse y comenzar a hablarlo, al tiempo que hay que ser conscientes que si se interviene a tiempo los chicos pueden desarrollar una vida plena. Por eso es vital comenzar a tratar este tema en todos los ámbitos posibles, porque con cada grano de arena haremos una sociedad más justa e inclusiva”, destacó Zamora.

La charla tocó diversas problemáticas planteadas por los padres. Primero, se habló de los efectos de la pirotecnia sobre los niños con autismo TGD-TEA y la conformación de un lugar físico de trabajo para la agrupación, donde se pueda brindar asistencia a familias. Luego, sus representantes ofrecieron el rol de madrina del grupo a Gisela Zamora, quien aceptó con gusto.

Una de las madres participantes de la charla, Alejandra Vásquez, expresó: “Cada uno planteó los problemas que les surgen desde su lugar, para ver posibles soluciones. Nos sentimos respaldadas por Gisela y esperamos continuar trabajando para mejorar la calidad de vida de los chicos”.

El autismo-TEA es un trastorno complejo que, con una detección temprana y tratamiento adecuados, en muchos casos se puede lograr un mejoramiento. Por eso, es importante conocer los síntomas del autismo. Se diagnóstica generalmente en los primeros años de vida. No se contagia, no es visible. Tampoco es una enfermedad, sino una condición.

Las personas dentro del espectro autista-TEA presentan déficits en mayor o menor medida en la comunicación, socialización y en el lenguaje. Pero tienen un enorme potencial, muchos presentan extraordinarias habilidades visuales, artísticas o académicas. Incluso, las personas con autismo no verbal hoy pueden comunicarse, gracias a las tecnologías actuales, que les permiten compartir sus capacidades y desarrollarse en sociedad.

SIN COMENTARIOS