Julio Zamora supervisó una obra que beneficiará a más de 300 familias

0
83

El intendente visitó los trabajos de ampliación de conductos pluviales en la calle Italia, entre Chacabuco y Remedios de Escalada, en el centro de la ciudad. Se trata de una de las obras más solicitadas por los vecinos, la cual permitirá una salida más rápida del agua producida por fuertes lluvias.

El Municipio de Tigre, a través de la Secretaria de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura junto a la delegación de Tigre, lleva adelante una nueva obra hidráulica en el centro de la ciudad, la cual fue supervisada por el intendente Julio Zamora. Consta de la ampliación de los conductos pluviales para facilitar el escurrimiento de agua de lluvia y de este modo se beneficiarán más de 300 familias de la zona.

“Esta obra permite dejar atrás años de anegamiento de las calles Chacabuco y Remedios de Escalada. A partir de ahora los vecinos de la zona podrán disfrutar de esta obra pública, que mejora considerablemente su calidad de vida. Significa un gran avance para la comunidad de Tigre centro, así que seguiremos trabajando por esta senda, en pos de favorecer a los habitantes del distrito”, sostuvo Zamora.

La obra consistió en la instalación de conductos de 600 mm sobre la calle Italia, desde Chacabuco a Remedios de Escalada, con el objetivo de derivar el agua de lluvia hacia la calle Perú y de allí al canal Patiño. De esta manera, el caudal proveniente de la Avenida Cazón tendrá un mejor desagote.

El secretario de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura, José María Paesani, expresó: “Estas tareas son indispensables para acelerar el desagote de agua. Es un plan productivo lanzado por el intendente Julio Zamora para evitar cualquier tipo de anegamientos por factores climáticos intensos”.

Los trabajos también consistieron en la realización de 5 cámaras de inspección y contemplan, en su último tramo, la construcción de sumideros.

“Es una obra que fue muy solicitada por los vecinos. Lo que hicimos fue sumarle al conducto existente el doble de caudal, lo que permitirá que en días con inclemencias climáticas el agua escurra rápidamente. Esta fue una de las últimas etapas, que arrancó con otras calles como Castelli, donde se generaban anegamientos”, indicó el delegado de Tigre centro, Miguel Escalante.

SIN COMENTARIOS