Olivera: “Me provoca gran satisfacción que la gente tome como propias mis historias”

0
86

El productor, guionista y director de televisión presentó en el Concejo Deliberante de San Isidro su libro “Aspirinas y Caramelos”, una obra con historias personales marcada por su pasión por Independiente.

En el marco de las actividades culturales gratuitas y abiertas a la comunidad que ofrece el Concejo Deliberante de San Isidro, el productor, guionista y director de televisión Luciano Olivera presentó su primer libro “Aspirinas y Caramelos”, una obra que contiene relatos de su historia familiar identificada con una gran pasión por Independiente.

Con un auditorio compuesto por un público amante de la literatura e hinchas de Independiente, Olivera contó que se convirtió en escritor de casualidad, aunque siempre le gustó escribir.

Cuando Independiente descendió en 2013 a la segunda categoría del fútbol argentino, Olivera le escribió una carta a su padre fallecido y la publicó en su blog.

Ese escrito alcanzó gran repercusión nacional e internacional sobre todo luego de que el periodista Juan Pablo Varsky lo leyera en su programa de radio, quebrándose cuando lo leía.

“A partir de ese momento se me produjo una revolución interna. Empecé a escribir recuerdos de cuando era chico, de la historia familiar, con un gran protagonista que es mi padre que nos dejó a causa de una enfermedad cuando yo tenía sólo 13 años”, recuerda con nostalgia Olivera.

“Luciano tiene un don increíble cuando escribe que es hacer universales sus historias personales. Cuando lo leemos nos identificamos, a través de sus relatos, con nuestra propias historias. Y logra emocionarnos”, reflexionó el periodista Daniel Frescó que actuó de moderador en la presentación en el legislativo sanisidrense.

Sin duda Olivera tiene especial devoción por su padre, responsable de su fanatismo por Independiente, y a quien sólo pudo disfrutar poco tiempo. El título de su obra tiene su origen en una anécdota con Rodolfo, su papá.

“Cuando yo era chiquito papá solía venir con un caramelo. Me lo daba y me decía te lo manda el señor Independiente. A veces, en vez de una golosina traía una aspirina. Ante mi mirada de asco, respondía Te la manda el señor Racing”, comenta el autor de Aspirinas y Caramelos.

En su obra, Olivera emprende un emotivo paseo por su memoria, que también es la memoria de una generación de argentinos, los que vivieron su infancia en los ´70.

Rinde homenaje a lo agrio y a lo dulce de su pasado, recuperando anécdotas de vida, de infancia y juventud. Entre lo autobiográfico y la ficción, estos relatos transitan la inocencia, el amor, la amistad y la muerte.

“Me provoca gran satisfacción que la gente tome como propias mis historias. A veces me pregunto si toda esta historia del libro es real”, confiesa Olivera, quien anunció que está trabajando en su segundo libro que tiene que ver con las vacaciones familiares en Uruguay.

SIN COMENTARIOS