El Museo Beccar Varela de San Isidro renovó cuatro de sus históricas salas

0
196

Allí se exhiben piezas sobre la historia local, nacional y la de Mariquita Sánchez de Thompson, quien fue dueña de la Quinta Los Ombúes. Ayer fue la inauguración de la nueva muestra.

El histórico Museo Beccar Varela de San Isidro (Adrián Beccar Varela 774) renovó cuatro de sus salas donde se exhiben objetos que son patrimonio cultural de Argentina, relacionados a la historia nacional y local.

El intendente Gustavo Posse participó de la inauguración de la nueva muestra, que revaloriza los contenidos del sitio en cuatro habitaciones que pertenecieron a dueños de la casa, como los Beccar Varela y Mariquita Sánchez de Thompson, y ahora han sido reconvertidas en salas de museo.

“La donación al municipio realizada por Horacio Beccar Varela tenía un cargo: que la casa fuera destinada a Consejo Escolar, Biblioteca o paseo público. Celebro la confianza y el diálogo mantenido con sus descendientes para que este lugar no se convierta en una oficina pública y sea hoy este museo, un bien social que perdurará en el tiempo y representa a todos los vecinos”, sostuvo Posse en los jardines de la casa, una de las más antiguas que quedan en pie en San Isidro, perteneciente al período virreinal y con aportes en su arquitectura entre los siglos XVIII y XX.

La donación de la quinta se efectivizó el 10 de septiembre de 2005, fue inaugurada como museo por Gustavo Posse el 16 de mayo de 2006 y declarada Monumento Histórico Nacional ese mismo año.

“Las piezas, como hoy están presentadas, son disparadores para entender la historia local y del país, pero no sólo desde la perspectiva de los personajes y las batallas. También nos convocan a la historia de la vida cotidiana, de las costumbres sociales, de las ideas y del arte. Ese es el gran suceso de este nuevo montaje, generar conversaciones a partir de objetos valiosísimos y emblemáticos que en conjunto adquieren un valor sumamente trascendental”, explicó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

También explicó que la idea del nuevo guión y montaje del Museo Beccar Varela, a cargo del museólogo Patricio López Méndez, fue tener los objetos ordenados de tal forma que dinámicamente se logre contar las historias que ocurrieron en la casa para entender cómo era el arte, la cultura y la sociedad de esa época.

Entre los trabajos que se llevaron a cabo se recuperó el mobiliario antiguo del lugar, que permite ver cómo vivían sus habitantes, se revocaron y pintaron paredes, se mejoraron el estado de los pisos y se colocó nueva iluminación, vitrina y textos de pared, con el uso de nueva tecnología.

“Es muy difícil encontrar tecnología en nuestros museos y eso es maravilloso porque genera un lenguaje más accesible para los jóvenes. Ahora esto es un espacio vivo donde los objetos tienen algo que contar”, remarcó López Méndez.

Célebre por su activa defensa de la causa revolucionaria de Mayo y también por rebelarse a las imposiciones de su género, la figura de Mariquita adquiere en esta nueva propuesta un rol central. La recreación de su cuarto, en tonos azules y protegido por mamparas translúcidas, refleja una atmósfera intimista y de oración, entre algunas joyas museográficas de su pertenencia.

Los ámbitos de sociabilidad están dados en la sala principal y el comedor, que luce como en 1903 y cuya recuperación patrimonial se presentó en 2017, en un esfuerzo conjunto del Municipio y el generoso mecenazgo de una descendiente de Adrián Beccar Varela. Una gran fotografía, de autor anónimo, muestra a los Beccar Varela en torno a la mesa. Allí, una propuesta de realidad aumentada, con pantalla táctil, invita a poner la mesa con sus enseres en una interesante experiencia perceptiva y narrativa de los objetos.

La última sala, dedicada a la campaña arqueológica en la Casa de Alfaro, ofrece restos de vajilla, botellas vacías, botones, frascos de perfume y remedios, cuentas de collares y una pipa de caolín (circa: 1800), entre otras piezas rescatadas de esa histórica edificación, dan cuenta de las prácticas y consumos de vida cotidiana del pasado.

Marcela Fugardo, directora del museo, que no cerró un solo día durante los trabajos, destacó la colaboración de vecinos y descendientes de la familia Beccar Varela que donaron o cedieron en comodato objetos que se sumaron a la colección original.

Las visitas guiadas comienzan a partir de mañana, sábado 17 de marzo.

MUSEO BECCAR VARELA 

Dirección: Adrián Beccar Varela 774, San Isidro 

Horarios de las salas:

De abril a octubre: martes y jueves, de 10:00 a 18:00; sábados y domingos, de 14:00 a 18:00. Visita guiada, domingos, a las 15.30

De noviembre a marzo: martes y jueves, de 10:00 a 18:00; sábados y domingos, de 15:00 a 19:00. Visita guiada, domingos, a las 16.30

Entrada gratuita. 

Contactos:

4575-4038 (int. 30)

www.quintalosombues.com.ar

info@quintalosombues.com.ar

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.