Satisfacción en San Isidro por los operativos del Lollapalooza

0
143

La quinta edición del festival musical más importante del mundo reunió a 200 mil personas en el Hipódromo local. El Municipio desplegó un amplio operativo de seguridad, salud, tránsito y limpieza que funcionó con éxito.

El pasado fin de semana San Isidro recibió a 200 mil personas que disfrutaron de la quinta edición del Lollapalooza en el Hipódromo local. Para colaborar en la organización del festival y para que el evento se desarrolle en un clima de paz, el Municipio desplegó un amplio operativo de seguridad, salud, tránsito y cuidado del espacio público que funcionó eficazmente.

El festival musical más importante del mundo reunió durante dos días a 60 reconocidos artistas internacionales y nacionales, como los Red Hot Chili Peppers, The Killers e Imagine Dragons. La tercera jornada tuvo que ser suspendida debido a severas condiciones climáticas.

“Nos emociona volver a ser anfitriones de un evento tan grande, donde la gente la está pasando bárbaro al aire libre, en un predio cuidado, seguro, en familia y en un clima sano, de encuentro”, afirmó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Y agregó: “El Lollapalooza vuelve a ubicar a San Isidro en el ojo del mundo. Todo se lleva a cabo de forma prolija, en orden y gracias a un trabajo en equipo donde también colaboró el Ministerio de Transporte de la Nación”.

A su lado, la cantante y vecina sanisidrense Oriana Sabatini, que se presentó el sábado al mediodía en el escenario Perry’s remarcó: “Tocar en este festival y que se haga en San Isidro, el lugar donde nací, me parece una locura, algo increíble. La organización es espectacular en todo sentido y la recepción de la gente diez puntos”.

Ante la multitud que se esperaba para cada jornada, el Municipio dispuso puestos fijos sanitarios para brindar asistencia, camionetas 4×4 de rescate, personal y móviles del Patrullaje Municipal y del Centro de Monitoreo, grúas, autobombas completas, 180 personas destinadas a cuidar y limpiar el espacio público, autos para transportar elementos de limpieza, contenedores, barredoras, motos y agentes de tránsito.

Con cuatro escenarios gigantes como principal atracción, el Lollapalooza tuvo como complemento muchísimos stands y foodtrucks para jugar, descansar, comer, beber y comprar merchandising. También un área destinada a los niños.

Mientras esperaba ansiosa ver a los Red Hot Chili Peppers, Juliana Rueda, de Bahía Blanca, comentó: “Mirá que voy a prácticamente a todos los festivales que se hacen en Buenos Aires y este es el mejor organizado por lejos”.

“Me encanta el programa y poder compartir la pasión que tengo por la música junto a mis hijos. Todo está muy bueno, seguro y tranquilo. En dos años los dejo venir solos”, dijo entre risas Gonzalo Ferreira, de Berisso, que concurrió al Hipódromo con sus hijos Agustín (12) y Enzo (10).

Después de ver Metronomy, Belén Mendoza, de Almagro, dijo: “La mayoría de grupos que tocan acá me copan. El nivel es altísimo y también se nota en cómo está armado el festival”.

“Tener el Lollapalooza a diez cuadras de mi casa y en un lugar como el Hipódromo es un placer. La estoy pasando genial, con varios amigos”, concluyó Federico Martínez, de San Isidro.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.