Se realizó la primera edición del festival “Leer” en San Isidro

0
225

La feria gratuita literaria se llevó a cabo, el pasado fin de semana, en el Centro Municipal de Exposiciones y contó con la presencia de destacados editores, autores y músicos, variadas masterclass, música en vivo y gastronomía.

El pasado fin de semana, la lluvia no pudo opacar la gran concurrencia que tuvo la primera edición del festival “Leer: literatura en el río”, que se realizó en el Centro Municipal de Exposiciones.

El intendente Gustavo Posse visitó la feria gratuita literaria, que contó con la presencia de destacados editores, autores y músicos, variadas masterclass, música en vivo y gastronomía.

“No tengo duda que esta propuesta se convertirá en un clásico sanisidrense y que es un bien social para la comunidad, porque favorece a vecinos, visitantes, editores y escritores. Las industrias y la cultura se benefician cuando hay ideas y claras convicciones, como en este caso”, afirmó Posse.

A su lado, Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria de Cultura, remarcó: “Esta es una feria que genera conocimiento y redes, promueve la circulación y venta de libros, y ya empezó a convertirse en una casa simbólica para el sector editorial. San Isidro es hoy un modelo de gestión respecto de la sinergia entre lo público y lo privado, y por este festival literario, es el único del país de esta magnitud organizado por un gobierno”.

La iniciativa contó con carpas que reunieron los distintos contenidos, entre narrativa, poesía, infantil, juvenil, novela gráfica y ensayo. Además, hubo cinco mesas temáticas con invitados de renombre, como Héctor Guyot, Inés Garland, Gabriela Cabezón Cámara, Horacio Convertini, Felipe Castagnet, Fito Páez, Julieta Venegas, Ignacio Iraola y Matilde Sánchez, entre muchos otros.

También, Martín Kohan y Liliana Heker, dos escritores consagrados y admirados desarrollaron sus hipótesis sobre el futuro, el propio y el global, en sus masterclass.

“Habría que escribir para que nuestras palabras sean mejores que el silencio”, desafió Liliana Heker en su master class. La de Martín Kohan fue ante un auditorio colmado, devenido en un laboratorio de ideas, con mesas redondas en las que se habló de Sarmiento y Aira, del futuro como territorio incierto, de desvíos, de covers y del Martín Fierro, de literatura contemporánea, tradiciones y ciencia ficción.

Los niños también fueron protagonistas del festival a través de las editoriales infantiles, juegos, talleres de creación de fanzines, de diseño, un mural de historieta colectiva y un espacio para que los miembros del programa municipal Abuelos de Cuento en San Isidro pudieran hacer lo que más saben: interesar a los chicos en la literatura infantil mediante la narración de cuentos.

En el predio, cien editoriales, desde las más grandes hasta las llamadas independientes, montaron sus stands con un amplísimo catálogo de géneros y títulos, con predominio de la literatura contemporánea.

Además, los visitantes encontraron buenos precios, compras vía posnet, promociones para tener en cuenta y tuvieron el lujo de ser orientados in situ por los propios dueños y editores.

Para tomar un descanso de tanta actividad hubo un pintoresco patio de comidas con una amplia oferta gastronómica y música nocturna, a modo de fin de fiesta de cada día. El sábado con el jazz de Notan Jam y el domingo con Los Mangrulleros, entre el tango y el candombe, y la certeza de dejar la feria con más incertidumbre y también un poco más sabios.

Cerca del cierre, los diez finalistas de la XI edición del Premio Municipal de Literatura Manuel Mujica Láinez subieron a un escenario con la antología que reúne sus cuentos, editada por segundo año consecutivo por Notanpüan y con un exquisito prólogo de María Moreno.

El certamen internacional, cuya última edición recibió 1.800 originales y fue ganado por Joana D´Alessio, y todos estos años publicó a más de cien autores, se consolidó como uno de los premios centrales del país en este género y representa un merecido homenaje a Manucho y a la enorme tradición cuentística argentina en la palabra de las voces nuevas y emergentes.

“Me enteré por internet y vine por las editoriales que hay, que son excelentes. Me parece una idea genial y estoy contenta que no se haya suspendido, a pesar de la lluvia”, sostuvo Alicia Carrasco, de Las Cañitas.

Mariano Blatt, de la editorial Blatt y Ríos, que publica literatura y ficción contemporánea desde hace ocho años, resaltó: “Está buenísima la feria y, aunque el clima no ayudó, vino un montón de gente. El lugar es muy lindo, hay una gran programación y variadas propuestas”.

“Está todo bien bonito. Me encanta que se fomente cada día más la cultura con ideas así”, concluyó Morela Adrián, que vive en Palermo y es oriunda de Venezuela.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.