Vale hacer Lío divierte a grandes y chicos en San Isidro

0
401

Es un espectáculo de teatro en el que dos amigos, Vale y Lío, bailan y cantan las canciones de María Elena Walsh. Se presenta todos los días –hasta el 3 de agosto- en el Teatro del Viejo Concejo (9 de Julio 526).

Vale Hacer Lío es una obra de teatro que, con música de María Elena Walsh y mucho color, en las vacaciones de invierno entretiene a grandes y chicos en San Isidro. Para disfrutar en familia y cerca de casa, el espectáculo se presenta en dos funciones, a las 15 y a las 17, todos los días hasta el 3 de agosto, en el Teatro del Viejo Concejo (9 de Julio 526).

A sala llena, los protagonistas – Valeria Britos y Lionel Campoy – salen a escena para encarnar a dos amigos, Vale y Lío, que acompañan a la famosa tortuga Manuelita en su largo viaje desde Pehuajó hasta París. En el camino, descubren a los personajes más conocidos de la autora como La Reina Batata, Monoliso, el Perro Salchicha y el Brujito de Gulubú.

“Con cada canción proponemos un juego. Este es un espectáculo para hacer lío en familia”, comentó Lionel sonriendo después de saludar a los chicos una vez que terminó la función; y Valeria agregó: “Estamos sorprendidos y felices con la respuesta de la gente”.

Vale-hacer-Lio-A

La protagonista contó que la idea es que los chicos se diviertan y los grandes se desconecten. “Los papás y abuelos recuerdan su infancia y los más chicos descubren las canciones con nuevas versiones. Este es un espacio para jugar en familia”, concluyó.

La propuesta es completa.  El dúo infantil – que ya hace más de 9 años trabaja junto – canta, baila y juega con el público a través de una pantalla interactiva y algunos elementos como una pelota gigante.

En la puerta del teatro, los chicos salían eufóricos y repetían algunas canciones. Josefina Chenson era una de las mamás que organizó para ir con sus hijos, sobrinos y amiguitos. “Me parece buenísimo que sea cerca porque sino no hubiera podía traerlos”, dijo.

Luciana Trujillo salió con una hija de la mano y la otra adentro del cochecito. “Aprovechamos para venir en familia.  Estoy con mi marido, mi cuñada, mis sobrinos, estamos todos. La obra es muy divertida, además nos copan las canciones. Los chicos cantaron, bailaron, estuvo bárbaro. La verdad muy bueno”, contó sonriente.

Sabrina Suárez se acercó desde Olivos para llevar a su hija Cora Fachonini de 7 años, que comentó: “Muy linda. Bailaban y cantaban un montón, son muy divertidos”.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.